Vidal Quadras y otros notables del PP presentan una enmienda a la ponencia política del PP

Vidal Quadras y otros notables del PP presentan una enmienda a la ponencia política del PP

Su objetivo es fijar los principios del PP sobre la unidad nacional, la estructura territorial del Estado y el fortalecimiento de las instituciones.

COPE.- La enmienda la firman Alejo Vidal Quadras (eurodiputado), Eugenio Nasarre (diputado), Luis Fraga (senador por Cuenca), Santiago Abascal (diputado autonómico vasco), Vicente de la Quintana Díez (concejal Durango), Carlos Delgado (alcalde de Calvia) y Ricardo Garrudo, vicepresidente de la fundación DENAES.

La enmienda consta de dos elementos. En primer lugar, la enmienda propiamente dicha, que subraya la defensa de la unidad nacional. Junto a ella, una enmienda a la consideración preliminar, presentada por el senador Fraga en solitario, que incide particularmente en el fortalecimiento institucional -poder legislativo, justicia y educación- para que se pongan decididamente al servicio de un proyecto nacional. El texto reivindica la síntesis del liberalismo, el conservadurismo y la tradición cristiana en el contexto de una reafirmación de la unidad nacional española.

Los argumentos principales de la enmienda son descritos así por los firmantes: "El Partido Popular asume como propia la defensa de la Constitución de 1978 y, en particular, de sus principios y orientaciones fundamentales  (unidad y soberanía nacionales, Estado social y democrático de Derecho, Monarquía parlamentaria con separación de poderes, descentralización territorial del poder político en el marco de la unidad del Estado nacional), sin perjuicio de poder proponer, en aras precisamente de esa defensa, la reforma de aquellos de sus aspectos que han sido desarrollados hasta ahora - y muy especialmente durante la pasada legislatura - de manera contraria a la interpretación lógica y sistemática de esos principios y orientaciones fundamentales".

Reforma constitucional

De esta posición se deduce una reforma de la Constitución que queda justificada del siguiente modo: "La reforma parcial de la Constitución estaría, pues, al servicio del reforzamiento de los principios y orientaciones fundamentales de aquélla y expresaría su vitalidad y su vigencia. El Partido Popular, en consecuencia, propondrá a las demás fuerzas políticas de ámbito y vocación nacionales tanto esa reforma constitucional parcial como el simultáneo fortalecimiento de nuestro armazón institucional. Esto sólo podrá llevarse a cabo mediante pactos parlamentarios o, si fuera preciso, mediante coaliciones de gobierno, entre las fuerzas políticas dispuestas a acometer esas reformas".

"En cualquier caso -dice el texto-, la soberanía del pueblo español, como conjunto de ciudadanos libres e iguales en derechos y libertades en el marco de un sólido Estado de Derecho, y la unidad de la Nación española, como sujeto histórico-político, son y deben seguir siendo los primeros fundamentos de la Constitución".