El Gobierno quiere más laicismo y anuncia la reforma la Ley de Libertad Religiosa

El Gobierno quiere más laicismo y anuncia la reforma la Ley de Libertad Religiosa

El PP denuncia la embestida laicista, mientras que el Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia desacredita los argumentos de De la Vega y exige que expliquen sus intereses ocultos.

REDACCIÓN HO /COPE.- El Gobierno no oculta sus verdaderas intenciones. Ya mostró su malestar con los obispos ante las pasadas elecciones generales, a raíz de la nota orientativa emitida por el Episcopado español a sus fieles, nota que por otro lado no hacía más que recordar, como hace siempre ante cada cita electoral, el magisterio de la Iglesia. Pero el PSOE lo revistió de ataque hacia su partido y ahora el Ejecutivo emprende su embestida. Lo anunciaba ayer la vicepresidenta De la Vega, en su primera comparecencia en esta legislatura: reforma de la Ley de Libertad Religiosa. Un anuncio que explica perfectamente cuál es la nueva estrategia del Gobierno Zapatero: laicismo puro y duro, con buenas formas que no logran disimular sus objetivos excluyentes: quieren laminar valores y principios de nuestra sociedad sin cejar en su empeño.

La excusa expuesta por De la Vega

Lo manifestado ayer por De la Vega era una de las apuestas electorales del PSOE y tras su victoria en las urnas el Gobierno de Zapatero pretende llevarla a cabo. El Ejecutivo va a iniciar la revisión de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa de 1980 para adecuarla, dice la vicepresidenta al pluralismo religioso que existe hoy día en España: "con el objetivo de seguir avanzando y alcanzar la condición de laicidad que la Constitución otorga a nuestro Estado, nos proponemos revisar la Ley Orgánica de Libertad religiosa para adecuarla a las nuevas circunstancias y al pluralismo religioso que caracteriza a la España de hoy", afirmaba ayer Fernández de la Vega.

El PP la tilda de cruzada laicista

El PP ha denunciado públicamente este intento del Gobierno de emprender una ofensiva laicista con la revisión de la Ley Orgánica de la Libertad Religiosa. Federico Trillo lo considera una cruzada contra los católicos: "a mí no me tranquiliza nada que tenga usted que hacer ahora una ley de libertad religiosa -le contestaba a De la Vega-. ¡Anda! Pues mire, que yo sepa es de 5 de julio de 1980... Desarrollando ya la Constitución... Como dirían en mi pueblo: ¡válgame Dios si tiene usted que amparar mi libertad religiosa, señora Fernández De la Vega"

La nueva ley que pretende aprobar el Gobierno establecerá garantías para la lobby de conciencia, incorporará los acuerdos que a día de hoy están vigentes entre el Estado y otras confesiones religiosas minoritarias. Para el PP, con esta pretendida reforma el PSOE cumple las amenazas que le dirigió a la Iglesia por su actitud independiente ante las pasadas elecciones generales. Trillo ve innecesaria pero sí interesada esta modificación: "¿si es innecesaria de qué se trata? Pues de hacer efectiva aquella amenaza, no velada sino que yo creo que manifiesta, del PSOE durante la campaña electoral a la Conferencia Episcopal, que les ha molestado con su actitud independiente y amenazar con que en esa nueva ley tendrá un tratamiento distinto", afirma.

Una iniciativa que oculta sus intenciones

Por su parte, el presidente del Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia, Marcial Cuquerella, ha pedido al Gobierno que transparencia.

"Las declaraciones de De la Vega nos hacen pensar que no se ha leído la ley, o bien que tiene otros intereses hablando de laicidad que deben ser explicados. Y digo que no se han leído la ley porque todos los argumentos que da para cambiar la ley ya están contemplados en la actual ley orgánica de Libertad Religiosa, está fuera de lugar la pretensión de cambiar esta Ley, porque no tiene se nítido ni es necesario; y si alguien tiene intereses ocultos, debería explicarlos", manifestaba hoy Cuquerella en declaraciones recogidas por la cadena COPE.

Cuquerella destaca también la urgencia que ha mostrado el Gobierno: el anuncio se ha hecho en la primera intervención de De la Vega en la Comisión Constitucional del Congreso.

Iu se suma a la iniciativa

Como es habitual, IU e ha sumado a los ataques a la Iglesia. Su coordinador general, Gaspar Llamazares, ha manifestado que "espero que este anuncio sea una rectificación que suponga e incluya la reconsideración de las relaciones con el Vaticano y la derogación del actual acuerdo, que suponga la reconsideración del papel de la religión en las escuelas y que suponga cambiar modelos que hoy existen en la administración pública y en la vida cotidiana que mezclan lo público y lo privado, lo civil y lo religioso".

Toda esta polémica coincide con el anuncio realizado hoy por la Conferencia Episcopal Española sobre su próxima visita al Papa Benendicto XVI, el próximo 19 de mayo.