México: juristas argumentan la inconstitucionalidad de la ley de aborto

México: juristas argumentan la inconstitucionalidad de la ley de aborto

En un hecho sin precedentes en la historia moderna de México, expertos han comparecido ante la Suprema Corte de Justicia para plantear que sí hay vida humana antes de las doce semanas de embarazo: científicos, catedráticos e historiadores argumentaron la inconstitucionalidad de la Ley de despenalización del aborto del Distrito Federal.

ZENIT.ORG, EL OBSERVADOR.- Las audiencias, que comenzaron el 11 de abril, proseguirán los próximos meses y también incluirán la postura de quienes están a favor del aborto en el Distrito Federal, como preámbulo a una posible extensión de la Ley a otras entidades del país. El 11 de abril iniciaron en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) las audiencias públicas en torno a las Acciones de Inconstitucionalidad sobre la interrupción del embarazo hasta las 12 semanas de gestación, aprobado para el D.F. Especialistas en bioética, filosofía, genética, justicia y derechos humanos, plantearon ante el pleno de la SCNJ que hay vida humana, incluso antes de las 12 semanas de gestación, por lo que coincidieron en que el máximo tribunal debe declarar inconstitucional la ley aprobada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), informa a Zenit Susana Andrade de la organización "Incluyendo México".

Existe evidencia científica que demuestra que el embrión humano posee características estructurales y funcionales que lo configuran como un auténtico "organismo humano", como un "ser humano" diverso a la madre, ya que posee identidad génica, metabolismo y sistema inmunológico propio, sostuvo el doctor Rodrigo Guerra López, representante de la Coordinadora de Servicios de Apoyo a la Familia, A.C..

"Es totalmente falso", dijo, considerar al embrión humano como una "parte" de la madre, ya que goza de una verdadera autonomía sistémica y ontogenética. Ante 10 de los 11 ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que atestiguaron el inicio de las audiencias públicas en torno a las acciones de inconstitucionalidad sobre la despenalización del aborto en el Distrito Federal, hasta las 12 semanas de gestación, Guerra López expuso los argumentos que declaran la invalidez de estas normas. En su ponencia, aseguró que con base en estricta evidencia científica, el embrión humano en todas sus fases de desarrollo es un individuo vivo de especie humana y por ende, verdadero sujeto de derechos.

Para respaldar la acción de inconstitucionalidad promovida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la Procuraduría General de la República (PGR) el 26 de abril del 2007, el doctor Jorge Traslosheros Hernández, en representación de la Agrupación Courage Latino, A.C., pidió a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación reconocer "con valentía y sin regateos" que el embrión es un miembro de nuestra especie y que su vida debe ser protegida por las leyes mexicanas.

"Los ministros de la Corte se encuentran en un grave dilema. Si deciden a favor del aborto indiscriminado se estarán poniendo de parte de aquellos que en la historia han regateado sus derechos a los indios, las mujeres, los negros, los judíos y ahora también al embrión", afirmó. "Si por el contrario, dejan de lado toda ideología y sobre la base de argumentos racionales consideran el asunto con calma, comprenderán que es de elemental justicia defender, por igual la libertad de la mujer y la vida del ser humano en sus primeras etapas de desarrollo", añadió.

El concebido, protegido por la Constitución

En representación de la Comisión Mexicana de Derechos Humanos, Manuel Montoya, sostuvo que la Constitución Mexicana, en los artículos 1°, 4°, 14, 22 y 123 protege la vida de los concebidos, con lo que se establece la voluntad del pueblo de México de que la vida humana se proteja ampliamente, "sin excepciones" desde su inicio, no sólo con posterioridad a la doceava semana de gestación.
Que no quede duda, estableció, "el ser humano concebido no nacido es persona, ya que es un ser humano, no hay duda, toda vez que tiene genoma humano que lo hace uno de los nuestros, independientemente de su invisibilidad y de que no se le haya comenzado aún a formar la corteza cerebral".

El doctor Manuel Ramos Kuri, médico y genetista, aseguró que todo embrión humano es ya sujeto digno de derechos y protección legal desde las etapas tempranas del embarazo, aún desde la fecundación, al ser una célula con capacidad de auto construirse. Desde la etapa del cigoto, fundamento, "se puede conocer con certeza, por estudios genéticos, si es de sexo masculino o femenino, en su genoma tiene inscritas todas las características de un ser humano", añadió.

Al exponer sus argumentos, el doctor Jorge Adame Goddard, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, refutó la ley que despenaliza el aborto al subrayar que no sólo deja sin protección la vida de los individuos menores de doce semanas, sino que hace una violación constitucional. Es decir, "se trata de una ley que no sólo permite la práctica de actos anticonstitucionales, sino que ordena que se practiquen".

En tanto, Dora María Sierra Madero, en nombre de la Asociación Civil Voz Pública, que se refirió a la objeción de conciencia al aborto, dijo que la constitucionalidad o no de la interrupción del embarazo debe ser resuelta mediante un juicio de ponderación y de conflicto de derechos en el llamado neoconstitucionalismo.

Por su parte, María de la Luz Casas Martínez, que habló en nombre de la Asociación Mexicana de Bioética, definió que el embarazo como proceso natural de la biología humana tiene el valor intrínseco de la vida de un ser humano por lo que la vocación ética de un médico no puede ver en el embarazo una patología, por lo que no cabe en la medicina con ética ningún tipo de interrupción. Aseguró que la vida de un ser humano comienza desde la formación de la primera célula o cigoto.

En su oportunidad, Lorena Malpica Hernández, integrante de la Asociación Panamericana de Bioética, sostuvo que los ordenamientos aprobados por la Asamblea Legislativa para interrumpir el embarazo antes de las doce semanas no son lícitas ni honestas, porque atentan contra los principios jurídicos esenciales establecidos en la Carta Magna y violan principios éticos universales como lo es el derecho a la vida.

Diversos medios de comunicación en México, entre ellos El Observador, han iniciado ya una campaña para que las organizaciones civiles, escuelas, asociaciones, familias y personas en lo particular, envíen cartas al Ministro Presidente de la SCJN y a los ministros restantes del máximo órgano de justicia del país, para expresar su rechazo ante esta Ley que, desde el 25 de abril de 2007 que entró en vigor, ha motivado la muerte de al menos 6 mil niños en el Distrito Federal.