AVA gestiona análisis de SIDA urgentes y gratuitos a las víctimas de Morín

AVA gestiona análisis de SIDA urgentes y gratuitos a las víctimas de Morín

De esta forma, se solidariza con las mujeres víctimas del empresario abortista. En caso de haber sido infectadas por el VIH, el tratamiento precoz reduciría notablemente la mortalidad y morbilidad.

REDACCIÓN HO.- Según información publicada, el dueño de Ginemedex-Barnamedic, Carlos Morín -investigado por presuntas prácticas de abortos ilegales- era portador del virus del SIDA desde hacía nueve años. A pesar de su enfermedad, nunca abandonó el quirófano, incurriendo en riesgos innecesarios para sus clientes, que obviamente, nunca fueron informadas de su enfermedad.Todo ello ante la pasividad de la Generalitat, informada de esta circunstancia desde 1998.

Carlos MorínLa Asociación Víctimas del Aborto (AVA) ha mostrado en un comunicado remitido a HO su profundo pesar "por la doble victimización de miles de familias que han perdido a sus hijos y además han corrido riesgo de contagio". El colectivo denuncia que Morín no sólo se ha lucrando con la "confusión" y "desorientación" de miles de mujeres, sino que además les ha ocultado su condición y el riesgo de contagio.

"La publicación de la enfermedad de Morín ha generado una gran alarma social entre las mujeres que pasaron por sus centros, manifiesta AVA, que por eso se ofrece para gestionar "urgente y gratuitamente" el análisis de infección de SIDA a todas las mujeres que hayan sufrido un aborto provocado con Morín y no se hayan sometido a dicho análisis.

"Somos conscientes de la doble victimización que han sufrido estas familias. Han perdido a sus hijos y además, en condiciones totalmente insalubres", declara un médico colaborador de AVA, que aclara que "el tratamiento precoz en caso de haber sido infectadas por el virus VIH reduce la mortalidad y morbilidad notablemente".

Como contactar con AVA

Las interesadas, pueden escribir un mail a equipomedico@vozvictimas.org de forma que se les pueda gestionar urgentemente dicho análisis en la ciudad donde radiquen actualmente.

Por último, AVA reclama que se cumpla la Ley 41/2002 del consentimiento informado previa a cada aborto provocado, con información sobre las secuelas físicas y psíquicas del aborto provocado, y lo dispuesto en el artículo 9 del RD2409/1986, que desarrolla la Ley del Aborto, que exige que los centros que informan o practican abortos ofrezcan alternativas reales y eficaces a todas las mujeres embarazadas.