ZP quiere limitar la objeción de conciencia del personal sanitario contra el aborto

ZP quiere limitar la objeción de conciencia del personal sanitario contra el aborto

Profesionales por la Ética ha denunciado hoy a través de un comunicado que Rodríguez Zapatero, si gana las elecciones del 9-M, intentará restringir el ejercicio de la objeción de conciencia contra el aborto del personal sanitario que trabaja en el sistema público de salud.

En su Programa Electoral (pág. 223), los socialistas anuncian que promoverán "una Estrategia Nacional de Salud Sexual y Reproductiva" que incluirá, entre otras acciones, la "regulación de la objeción de conciencia en las prestaciones sanitarias y especialmente en las IVE" (acrónimo este que representa el eufemismo con que se refieren a los abortos: interrupciones voluntarias del embarazo).

El Código de Ética y Deontología Médica de 1999, en consonancia con la Sentencia 53/1985 del TC, recoge el derecho de los médicos a objetar su participación en abortos y en algunas otras prácticas sanitarias.

Así lo expresa su artículo 26:

1. El médico tiene el derecho a negarse por razones de conciencia a aconsejar alguno de los métodos de regulación y de asistencia a la reproducción, a practicar la esterilización o a interrumpir un embarazo. Informará sin demora de su abstención y ofrecerá, en su caso, el tratamiento oportuno al problema por el que se le consultó. Respetará siempre la libertad de las personas interesadas de buscar la opinión de otros médicos. Y debe considerar que el personal que con él colabora tiene sus propios derechos y deberes.

2. El médico podrá comunicar al Colegio de Médicos su condición de objetor de conciencia a los efectos que considere procedentes, especialmente si dicha condición le produce conflictos de tipo administrativo o en su ejercicio profesional. El Colegio le prestará el asesoramiento y la ayuda necesaria.

Al Partido Socialista, últimamente tan poco respetuoso con el ejercicio de la objeción de conciencia (¡qué tiempos aquellos en que ser objetor era un distintivo progre!), no le hace ni pizca de gracia que en la Sanidad pública los objetores sean legión y que, por esa razón, el número de abortos que se practican en los hospitales de titularidad estatal sea muy escaso.

Para intentar adecuar la realidad a sus inquisitoriales deseos, el PSOE ha optado por incluir en su programa electoral la mencionada "estrategia", en la que introduce la "regulación de la objeción de conciencia" especialmente en relación con el aborto. Ello constituye un indisimulado anuncio de que los socialistas pretenden limitar el ejercicio del derecho a objetar en esos casos.

Con clarividencia lo ha percibido Profesionales por la Ética, que ha emitido en el día de hoy la nota que a continuación reproducimos.


El PSOE amenaza con elaborar listas negras de médicos y personal sanitario objetor

MADRID, 28 de febrero de 2008.- En su programa electoral el PSOE introduce la regulación de la objeción de conciencia en las prestaciones sanitarias y especialmente en la práctica de abortos. Esta medida forma parte de la revisión de la legislación existente en España en torno al aborto. A juicio de PROFESIONALES POR LA ÉTICA, esta propuesta del PSOE no es nueva; de hecho, en los últimos años del gobierno de Felipe González se barajó la posibilidad de crear un registro de médicos y profesionales de la Sanidad que se declararán objetores frente a la práctica del aborto voluntario; en esa misma época se pretendió convertir el aborto en un acto médico de manera que el profesional que se negara a colaborar pudiera ser penalizado.

La propuesta de "regular" el derecho a la objeción de conciencia médica esconde en realidad la pretensión de restringir un derecho constitucional. Como señala José Luis Bazán, coordinador jurídico de PROFESIONALES POR LA ÉTICA, "la objeción de conciencia médica está ya regulada deontológico y jurisprudencialmente, y existen normas jurídicas suficientes para articular el derecho del personal sanitario. Introducir una nueva norma jurídica es algo simplemente innecesario porque no va destinada a tutelar el derecho a la objeción del personal sanitario, sino que busca legitimar los intereses ideológicos y económicos que se entremezclan en la campaña proabortista del partido gobernante, reduciendo el ámbito de libertad del personal sanitario".

Asimismo, PROFESIONALES POR LA ÉTICA recuerda que regular significa establecer cauces de ejercicio del derecho, clarificando sus delimitaciones y condiciones de ejercicio. En nuestro sistema jurídico, las normas jurídicas y deontológicas en vigor permiten un ejercicio razonable del derecho a la objeción. La conciencia clara de la inmensa mayoría del personal sanitario de que hay prácticas contrarias a la verdadera praxis médica (como es la del aborto) es un obstáculo insalvable para un poder público poco respetuoso con los derechos fundamentales. El derecho del personal sanitario al respeto de sus creencias en el ejercicio de su profesión es una exigencia esencial del sistema democrático. El poder público no puede, con la excusa de la regulación, restringir indebidamente el contenido esencial de un derecho reconocido en nuestro ordenamiento jurídico, tutelado por los tratados internacionales de derechos humanos ratificados por España.

Si el resultado de las próximas elecciones generales permite al PSOE llevar adelante su propuesta, PROFESIONALES POR LA ÉTICA llevará a cabo una campaña informativa y reivindicativa que tendrá como objetivos los siguientes:

- Conseguir la protección efectiva de la libertad de opinión, expresión y actuación de los profesionales en el ejercicio de su actividad profesional.

- Suscitar en la conciencia colectiva de nuestra sociedad un mayor respeto hacia las convicciones morales y éticas de los profesionales.

- Evitar que se discrimine o se relegue a los profesionales por negarse a participar en prácticas que atenten contra la vida humana.