Los pro-vida de EE.UU. animan la carrera presidencial de Huckabee

Los pro-vida de EE.UU. animan la carrera presidencial de Huckabee

Para sorpresa de muchos, Mike Huckabee continúa en carrera electoral de los Estados Unidos, en las primarias republicanas; independientemente de los resultados, cuenta con el apoyo de los grupos pro-vida. La razón es simple: la causa pro-vida, respaldada por Huckabee desde que era Gobernador, continuaría presente en la carrera presidencial.

Steven Mosher, Presidente del POPUATION RESERACH INSTITUTE (PRI).- Y ahora sólo quedan dos. Para sorpresa de muchos, Mike Huckabee continúa en carrera en las elecciones primarias, obteniendo sus últimas dos victorias en Kansas y Lousiana. Aunque el Senador McCain conserva una amplia ventaja hasta el momento,  algunos empleados republicanos tales como Karl Rove, no paran de llamar a Mike para que abandone la carrera presidencial. Sin embargo, independientemente de los resultados, los pro-vida debemos animarlo a seguir adelante. El candidato propone enmendar la Constitución para proteger toda vida humana desde la concepción y así acabar con el flagelo del aborto de la misma forma que la Enmienda 14 acabó con la esclavitud.

De todos los candidatos, Huckabee ha llevado una campaña muy acuciosa y sólida en asuntos referidos al tema pro-vida. Esto significa que, mientras Huckabee esté en carrera, McCain estará forzado a evitar los asuntos que lo separen de su conservadora base pro-vida.

¿Qué asuntos son estos? Podríamos citar en primer lugar el tema de las investigaciones en células estaminales. Este sería aceptar el supuesto derecho a crear pequeños seres humanos sólo con el propósito de seccionarlos y destruirlos. Huckabee, quien tenazmente defiende al no nacido, dice "no" frente a esta posibilidad. McCain continua diciendo "sí", incluso aunque la ciencia ahora ha creado células estaminales a partir de células de la piel.

Ambos, McCain y Huckbee están de acuerdo en que Roe vs. Wade fue una pésima decisión y merece ser cambiada. Pero Huckabee va más allá. El propone enmendar la Constitución para proteger toda vida humana desde la concepción y así acabar con el flagelo del aborto de la misma forma que la Enmienda 14 acabó con la esclavitud. Como gobernador de Arkansas peleó por la aprobación de una enmienda, y ganó. McCain no apoya la llamada Enmienda a Favor de la Vida Humana.

Sumado a este comentario de McCain que fuera denunciado por Robert Novack en su  momento, se agrega el hecho de que McCain piensa que el juez Samuel Alito de la Corte Suprema de Justicia es "demasiado conservador". Además está la pertenencia de McCain a "la banda de los 14" del Senado que enterró algunos de los candidatos más conservadores del Presidente Bush al puesto federal. Todo ello explicaría por qué la posibilidad de tener un mandato presidencial de McCain crearía tensión entre muchos conservadores.

El meollo de la cuestión es éste. Entre todos estos asuntos, desde los nombramientos judiciales hasta la destrucción de embriones humanos para investigaciones, la Enmienda a Favor de la Vida Humana es lo que está más cerca del corazón del movimiento pro-vida. Sirve de mucho al propósito de nuestro movimiento tener a los candidatos republicanos discutiendo así en lo que resta de la campaña presidencial. Mike Huckabee, manteniéndose en carrera, debido a su posición en estos asuntos y a su  firme elocuencia, se asegurará de que estos asuntos sean abordados correctamente.

El reconocer prematuramente a McCain como el presunto nominado podría cortar este debate abierto, el cual yo creo que está ayudando a ganar a más norteamericanos para la causa pro-vida. Más aún, tal nominación le quitaría presión a McCain que ahora viene modificando y articulando sus puntos de vista acomodándose a la base conservadora y pro-vida del Partido Republicano.

Y recuerde esto: sin la existencia de esa base conservadora y pro-vida del Partido Republicano ningún candidato podría ganar. Ahora mismo, si John McCain es elegido como candidato presidencial, cientos de miles de voluntarios de las campañas se perderían y un millón más votaría por un candidato de un tercer partido. Y esto si es que van a votar porque millones de matrimonios cristianos, incluyendo al Dr. James Dobson, simplemente permanecerían en sus casas el día de las elecciones.

Nominar prematuramente a McCain es la receta perfecta para un desastre. Pero si Mike Huckabee permanece en carrera podría ayudar a evitar esto.

Y quien sabe. Si McCain pierde, Huckabee aún podría ganar. Cuando Mike se presentó a Gobernador, también creía en milagros.