Firma: S.O.S. Ramona Estévez

Alerta HO

 

Firma: S.O.S. Ramona Estévez

La señora Ramona Estévez, de 90 años, está inconsciente después de sufrir un infarto cerebral, y se encuentra hospitalizada en Huelva. Se alimenta por medio de una sonda nasogástrica, sin la cual morirá de inanición. Asesorado por el lobby eutanásico Derecho a Morir Dignamente, su hijo ha pedido a la Junta de Andalucía que obligue a los médicos a retirar la sonda de alimentación.

La Consejería de Sanidad ha ordenado a los facultativos que dejen de alimentar a Ramona Estévez. Le han retirado la sonda. Tendrá una agonía cruel y morirá de inanición.

Ayúdanos a pedir al Fiscal que obtenga una orden judicial que paralice esta inhumana práctica eutanásica. Está en juego la vida de Ramona Estévez, pero también la dignidad de la vida de cualquier enfermo o anciano. Ningún gobierno tiene derecho a decidir sobre la vida y la muerte de los demás.

Firma ahora la siguiente petición al Fiscal General del Estado:

¡Firma esta alerta ahora!

 
Introduce tu nombre
Introduce tus apellidos
Introduce tu e-mail
Añade un mensaje personal al email
Introduce tu país
Por favor, introduzca su provincia
HazteOir.org protegerá tu privacidad y te mantendrá informado/a sobre esta y otras campañas.

Señor fiscal, evite la eutanasia de doña Ramona Estévez

Señor Fiscal General:
La vida de la señora Ramona Estévez, de 90 años, depende de una sonda de alimentación que le ha sido retirada por una orden de la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía, en contra de la buena práctica médica y de la voluntad de los facultativos que la atienden en el hospital de la Blanca Paloma, en Huelva.
Se trata de una decisión administrativa que vulnera la lex artis de la profesión médica, atenta contra el derecho a la objeción de conciencia y propicia una práctica eutanásica incompatible con nuestro Ordenamiento Jurídico.
Apelo a su conciencia humanitaria y le ruego que el Ministerio Público interese ante el Juzgado que corresponda una petición para que el juez suspenda la arbitraria orden de dejar de hidratar y alimentar a doña Ramona Estévez, una medida que le causará una agonía lenta y cruel por inanición.

Atentamente,
[Tu nombre]