"O mis estudios o mi hija"

PROHÍBEN A UNA MADRE ENTRAR A CLASE CON SU BEBÉ

 

"O mis estudios o mi hija"

050.000
23.871
 
23.871 personas han firmado. Ayúdanos a llegar a las 50.000 firmas.

"O mis estudios o mi hija"

"Me han pedido que elija entre mis estudios o mi niña".

Es una frase de la carta de Mireia, una joven madre de Barcelona a la que la universidad en la que estudia ha prohibido entrar a clase con su bebé. Te animo a apoyar su petición y a firmar esta campaña dirigida al Ministerio de Educación y a la Universidad de Barcelona pidiéndoles una alternativa real: que cree guarderías en las universidad o que permitan a las madres que practican la lactancia materna exclusiva acudir a las aulas con sus universitarias con su hijo.

Esta es la carta completa:

"Soy Mireia Cabanillas, tengo 24 años y un bebé, Naima, de 11 meses. Hace un par de semanas la Universidad de Barcelona, donde curso Pedagogía, me instó a no volver a acudir a clase con mi hija.

Me han pedido que elija entre mis estudios o mi niña. Soy universitaria y, por lo tanto, no tengo ni un empleo ni ningún ingreso. No puedo costear una guardería para mi bebé ni tampoco tengo con quien dejarla.

Por favor, ayúdame. Quiero pedirles al Ministerio de Educación y a la Universidad de Barcelona que, o bien dispongan una guardería en las universidades, o bien permitan a las madres con lactancia materna exclusiva acceder a los centros con sus pequeños: 

A raíz de mi maternidad me he dado cuenta de la situación de abandono en la que nos encontramos las madres en este país. 

No me permiten ir a la universidad con mi hija pero tampoco me dan una opción viable. Me han ofrecido la evaluación única pero eso lejos de facilitarme las cosas me las complica aún más. Aceptarlo significaría alejarme de mi hija y el sitio de un bebé es con su familia.

Creo que tengo derecho a aprender igual que el resto de mis compañeros, a compartir experiencias y conocimientos. Y me lo están negando.

Tanto mis profesores como el resto de estudiantes me apoyan. De hecho, fueron ellos mismos quienes me animaron a no abandonar mis estudios y a llevar Naima a las clases.

Y ahora la dirección de la UB me lo ha prohibido y lo ha hecho con un argumento inválido: que la niña no está cubierta por un seguro en caso de accidente y que, además,  los otros alumnos tienen derecho a recibir clases “en condiciones óptimas”.

¿Acaso el resto de estudiantes sí están cubiertos por un seguro? ¿Acaso Naima ha impedido estudiar a alguno de ellos?

Te ruego que me ayudes. Tenemos que conseguir que el Ministerio de Educación y la Universidad de Barcelona creen guarderías en las universidades o permitan a las mamás con lactancia materna exclusiva ir a clase con su bebé:

Siento que me están castigando por querer tener una familia, por haber escogido el camino del derecho a la vida.

En un país en el que la media de edad supera los 43 años y la población no para de envejecer están poniendo trabas a los que queremos traer niños al mundo.

Mi caso puede ser más o menos debatido, pero sé que no soy la única mamá que ha estudiado, ni estudia, con su hijo en el regazo.

Necesito de verdad tu ayuda. Si finalmente me impiden el paso a las aulas con mi niña me estarán obligando a abandonar mi carrera. 

Lo que consigamos ahora será un precedente para el resto de mamás en mi misma situación.

De lo que logremos juntos muchos decidirán si formar o no una familia.

Por eso necesito tu ayuda.

Muchas gracias por haberme escuchado.

Mireia Cabanillas"

Por favor, escribe al Minsiterio de Educación y a la Universidad de Barcelona. Ayuda a esta madre a no tener que elegir entre su familia y sus estudios.  Apóyala para evitar que la maternidad se convierta en un castigo.

¡Firma esta alerta ahora!

 
Introduce tu nombre
Introduce tus apellidos
Introduce tu e-mail
Introduce tu país
Por favor, introduzca su provincia
HazteOir.org protegerá tu privacidad y te mantendrá informado/a sobre esta y otras campañas.

No castiguen la maternidad

Universidad de Barcelona y Ministerio de Educación, Cultura y Deporte:

Me sorprende conocer noticias como la de Mireia, la madre a la que la UB ha prohibido acudir a clase con su bebé de apenas 11 meses.

¿Cómo es posible que en un país como España, en el que la pirámide de población está invertida, se castigue la maternidad?

Este ha sido un caso mediático, pero sin duda no se trata del único.

Por favor, no conviertan la familia en un castigo. Creen guarderías accesibles para todo el alumnado en los centro universitarios o permitan acudir a las madres que practican la lactancia materna exclusiva a clase con su hijo.

Atentamente,
[Tu nombre]

"O mis estudios o mi hija"

Firma esta alerta ahora

050.000
23.871
 
23.871 personas han firmado. Ayúdanos a llegar a las 50.000 firmas.