Gádor Joya solicita por carta a Zapatero un debate televisado sobre el anteproyecto abortista

 CARTA DE GÁDOR JOYA, PORTAVOZ DE DERECHO A VIVIR, AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO, SOLICITÁNDOLE UN "CARA A CARA" TELEVISADO SOBRE EL PROYECTO CON EL QUE EL GOBIERNO PRETENDE ESTABLECER EL ABORTO LIBRE EN ESPAÑA BAJO UN RÉGIMEN DE PLAZOS.

A continuación reproducimos el tecto integro (destacamos en negrita las partes fundamentales)

Excmo. Sr. D. José Luis Rodríguez Zapatero
Presidente
Gobierno de España
Palacio de La Moncloa
Madrid

Madrid, lunes 21 de septiembre de 2009

Señor Presidente:

Su iniciativa de reformar el régimen jurídico del aborto en España, mediante el proyecto de "Ley Orgánica de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo", divide a la sociedad española y preocupa a variados sectores de nuestra población. Ciudadanos de izquierdas y derechas, votantes del PSOE y del PP, creyentes, agnósticos y ateos comparten una razonable perplejidad ante un proyecto que no goza de un acuerdo social y político que el sentido común juzga indispensable, tratándose de una reforma que afecta nada menos que al derecho raíz de nuestro sistema constitucional, el derecho a vivir.

Del asombro inicial ante una reforma que no se anunció como tal en el programa electoral de su partido, muchos ciudadanos (presumo que la mayoría, siguiendo los datos que suministran los recientes sondeos de Opinión Pública sobre la materia) hemos pasado a la frustración por la falta de pluralismo en el Comité de Expertos consultado por la Sra. Ministra de Igualdad; el lamentable ejemplo antidemocrático de una Subcomisión parlamentaria cerrada a la observación directa del público; su indiferencia personal y la de su Gobierno por los avisos de que un régimen de aborto libre como el que Usted pretende sacar adelante es contrario a la racionalidad científica y jurídica, que lo más excelso de la Comunidad Científica española, destacados juristas e incluso instituciones como el Consejo Fiscal han ido emitiendo durante este año; y, en fin, frustración por su desprecio por los cientos de miles de ciudadanos que se han movilizado en estos meses de andadura de su proyecto para pedirle un diálogo sereno sobre el derecho a vivir y que retire un proyecto nacido, no de una actitud integradora, sino del sectarismo ideológico.

Me dirijo a Usted con el fin de emplazarle a un debate televisado sobre el aborto. Le pido que confronte en público, a través de Televisión Española y en horario de mayor audiencia televisiva, sus razonamientos en defensa del establecimiento del aborto libre en España, para que los ciudadanos conozcan de primera mano los fundamentos científicos, jurídicos, políticos e ideológicos de la reforma que su Gobierno ha emprendido. Le propongo la fecha del próximo 15 de Octubre y la hora de las diez de la noche, pero aceptaré como un alto honor cualquieras otras que Usted elija. Le ofrezco una ocasión de restituir el debate público que durante estos casi doce meses de deliberación y diseño del proyecto se ha negado a los ciudadanos.

Como sabe, más de cuarenta entidades cívicas hemos invitado a los españoles a manifestarse el próximo sábado 17 de Octubre en Madrid, a favor del derecho a vivir y el derecho a ser madre, y también para pedirle, señor Presidente, que retire su proyecto y dialogue sobre la mejor forma de apoyar a la mujer embarazada y de cumplir con el precepto constitucional de proteger la vida en todas sus fases, también desde el momento de la concepción. Una parte muy significativa de la sociedad está convencida de que el aborto no es la respuesta, y seguro que también desea escuchar y ver confrontadas las razones de su presidente en un debate abierto y franco, a disposición de todo el que quiera seguirlo.

Estoy segura de que el debate televisado que Usted mantendrá con esta mujer, médico y madre de familia aclarará a muchos ciudadanos las razones por las que su presidente promueve el aborto libre en España. Además, nuestro "cara a cara" (como he oído que lo llaman los expertos de la comunicación pública) decantará a muchos indecisos ante la Manifestación del 17 de Octubre y ante próximas consultas electorales. ¿Qué mejor oportunidad de aclarar sus dudas y calmar su inquietud por este proyecto legislativo?

Por mi parte, estoy convencida de la superioridad lógica y moral del derecho a vivir, y de poder persuadirle a Usted y a los españoles que nos verán de que el aborto no es ni puede ser un derecho, precisamente porque es una forma de violencia para el bebé y para la mujer.

Pocas cosas hay más recomendables para la salud de una democracia que el diálogo, como Usted sabe bien, señor Presidente, pues no en vano es uno de los defensores más entusiastas del uso de la palabra en pos de la moderación y el entendimiento.

Por lo tanto, doy por hecho que aprobará, incluso le encantará, la idea de debatir con una mujer y madre de familia sobre el proyecto legislativo del aborto libre en la televisión pública, en hora de máxima audiencia.

También he previsto las contingencias de su apretada agenda y el hecho de que, dos días antes, Usted celebrará una cumbre muy esperada y benefactora con el presidente Obama en la Casa Blanca.

Si tales circunstancias u otras igualmente acuciantes para el Estado le impidiesen a Usted comparecer en el debate a las diez de la noche del próximo 15 de Octubre, no tendré inconveniente en debatir con cualquiera de los tres ministros de su Gobierno que firman el citado proyecto de ley, a saber: la Srta. Ministra de Igualdad, el Sr. Ministro de Justicia y la Srta. Ministra de Sanidad. Me sentiré igualmente honrada de debatir con los tres a la vez, si con ello sus colaboradores se sienten más seguros y, por mi parte, puedo contribuir en algo a que los ciudadanos saquen conclusiones sobre los fundamentos de la política abortista del Gobierno.

Desde este momento, el equipo de Gestión y de Comunicación de DerechoaVivir.org y HazteOir.org está a disposición de su Gabinete para la definición de los detalles de nuestro "cara a cara".

Le adelanto, eso sí, que aceptaremos todas las condiciones sobre el formato, el moderador, la iluminación del set o la graduación del aire acondicionado que su equipo de asesores estimen conveniente fijar. No tengo ninguna experiencia en debates televisados, no me he presentado nunca a unas elecciones, y no creo que sean requisitos necesarios para discutir en público con el presidente de mi país sobre un tema que interesa a mis compatriotas y para el que estoy preparada, como mujer, como madre, como médico, como ciudadana y como portavoz de un movimiento cívico que ha movilizado a cientos de miles de personas por el derecho a vivir a lo largo del último año. Me encomiendo a la razón y a la superioridad objetiva de unos pocos principios, así que el acuerdo sobre los detalles técnicos del debate puede darlo por alcanzado.

Dispone de mis datos de contacto y los de nuestra oficina al pie de esta carta.

Le agradezco, de antemano, su aceptación del debate y quedo a su disposición para que, en la medida en que su agenda se lo permita, podamos conocernos personalmente antes del programa televisivo y, de esta forma, el diálogo ante los ciudadanos resulte más fluido y ameno.

La televisión, según tengo entendido, aprecia mucho este tipo de cosas.

Gádor Joya Verde
Portavoz de Derecho a Vivir

Gualterio Pido por que la verdad de este asunto brille e impacte al público en general, y que el Señor ilumine las inteligencias y mueva los corazones al máximo. Doy gracias por que tenemos una portavoz tan preparada y valiente.