Sol Meliá, anfitrión del aborto mundial

Sol Meliá, anfitrión del aborto mundial

Un hotel de la cadena Sol Meliá acogerá el congreso abortista de Sevilla. Pide al presidente de la empresa que no manche su marca asociándola al negocio más siniestro.

REDACCIÓN HO.- El Congreso internacional de empresarios del aborto necesita muchos cooperadores necesarios para celebrarse en Sevilla. La Junta de Andalucía lo ha declarado “De Interés Científico-Médico” y el Ayuntamiento colabora cubriendo parte de sus gastos.

Hay, además, colaboradores que se lucrarán con esta siniestra reunión de verdugos. El más interesado es la cadena hotelera Sol Meliá. Uno de sus establecimientos, el Meliá Sevilla, se dispone a acoger el IX Congreso de la Federación Internacional de Profesionales del Aborto los días 21, 22 y 23 de octubre, entre la indignación creciente de los sevillanos, que no quieren  ser reconocidos como Capital del Aborto.

Varias entidades cívicas de Andalucía y de toda España, entre otras Derecho a Vivir, han convocado una concentración internacional con el lema Sevilla Capital de la Vida a las puertas del hotel Meliá Sevilla, sede del congreso abortista. Será el sábado 23 de octubre a las 12 horas del mediodía y llegarán personas de distintos puntos de España a apoyar una nueva demostración de civismo y de compromiso de la mayoría de la sociedad española con el derecho a la vida.

Más de 20.000 firmas han pedido  ya al Ayuntamiento de Sevilla y a la Junta de Andalucía que retiren su apoyo al Congreso.

Muchos de esos ciudadanos han enviado sus peticiones a través de la alerta cívica activada por HazteOir.org.

Es el turno, ahora, de que se retrate el Grupo Sol Meliá. La compañía con base en Palma de Mallorca, presidida por Gabriel Escarrer Juliá, tiene una responsabilidad ética y social por sus decisiones. 

Sol Meliá no debe acoger una industria letal que causa la muerte a millones de seres indefensos y sufrimiento a mujeres en todo el mundo.

España no da la bienvenida a los profesionales del aborto. Sevilla no quiere ser confortable para ellos. Y el hotel Meliá Sevilla no debe abrirles las puertas ni servirles esas comodidades.

El presidente del Grupo Sol Meliá tiene un dilema. No se puede ganar dinero sirviendo al mal y, pretender, al mismo tiempo, que los españoles miren para otro lado y sigan alojándose en sus hoteles.

Pide al Sr. Gabriel Escarrer Juliá, presidente del Grupo Sol Meliá, que no aloje en el hotel Meliá Sevilla a los profesionales del aborto.