Con Rajoy, la muerte sigue igual

Con Rajoy, la muerte sigue igual

"Un punto y aparte". Lo prometió Rajoy en su discurso de investidura. Un año después, su Gobierno es un punto y seguido en el aborto. Cada contribuyente ha pagado 41 euros a la fuerza a los centros abortistas por eliminar 1,5 millones de vidas humanas. Dile al ministro de Hacienda que no quieres pagar la factura del aborto.

REDACCIÓN HO.-  Este jueves 20 de diciembre se cumple un año de la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. 

Un año sin el menor cambio en la regulación de la industria del aborto, que sigue eliminando 310 vidas humanas cada día, percibiendo 600 euros por cada una. Dinero manchado de sangre. El Estado se lo quita a la fuerza a los contribuyentes para dárselo a un negocio siniestro.

En su discurso de investidura, Mariano Rajoy no hizo referencia alguna al aborto. (Haz clic aquí para leer el discurso de investidura)

Tampoco habló de la realidad de la familia, la maternidad, el matrimonio, la libertad de educación o la libertad de conciencia, los temas en los que el proyecto de Zapatero ha sido más destructivo.

Su oferta a la sociedad española consistió en reformas económicas, financieras y del mercado de trabajo. 

Un año después, incluso en el campo de la economía, la gestión de Rajoy no puede ser más disruptiva con respecto a las expectativas que había levantado con sus promesas electorales, entre otras, la de no subir los impuestos, cosa que ha hecho en dos ocasiones en doce meses, primero el IRPF y luego el IVA.

Del "cambio real" al "que nada cambie"

Rajoy prometió un cambio real, después de ocho años de "zapaterismo", marcados por el hundimiento económico de la sociedad, la quiebra del Estado y la destrucción de derechos humanos fundamentales como el derecho a la vida, el derecho de los niños a tener un padre y una madre, o la libertad de educación de las familias.

En su discurso de investidura, Rajoy proclamó:

"Los españoles han establecido un punto y aparte. Nos reclaman que escribamos una página nueva en la historia de nuestra democracia".

La realidad es muy distinta. El mandato de Rajoy, al menos en su primer año, es apenas un punto y seguido en el proyecto de sociedad de su antecesor.

La promesa electoral de cambiar la ley del aborto para proteger el derecho a la vida y apoyar la maternidad se ha convertido en otro año más de aborto indiscriminado pagado a la fuerza por los contribuyentes. 

Con la estadística de 2010, la última publicada por el Ministerio de Sanidad, en España se eliminan 113.031 vidas humanas en un año en las salas de abortos.

El diezmo de la vergüenza

El negocio sangriento genera 56,5 millones de euros para sus dueños. Con la Ley Aído, el aborto se ha convertido en una prestación más del sistema público de salud

Esto significa que cada contribuyente (un total de 19.257.120 millones de personas en 2010, según la Agencia Tributaria) entrega 3 euros al año a la industria del aborto a través de su declaración de la Renta.

Desde 1985, año de la primera ley del aborto, han sido exterminadas 1.574.632 vidas humanas por medio de esta forma de violencia. La factura del aborto en España asciende a 787,3 millones del euros, desde 1985.

Esto significa que cada contribuyente español de 2010 ha entregado a la fuerza 41 euros para enriquecer a la industria del aborto.

La financiación obligatoria del exterminio de vidas humanas es una imposición añadida a la imposición aberrante de la ley del aborto.

Un gasto público de 56,5 millones de euros al año en abortos es, además, escandaloso en plena crisis económica y de recortes de prestaciones sociales básicas.

Desde que comenzó la crisis, en 2008, más de 150 millones de euros de los contribuyentes han ido a parar a la industria del aborto. Suficiente, por ejemplo, para subir las pensiones que Rajoy no subirá este año.

Es hora de acabar con la financiación pública del aborto.

Quedada por la objeción fiscal al aborto

El próximo 27 de diciembre, víspera de la festividad de los Santos Inocentes, Derecho a Vivir ha convocado una quedada ante el Ministerio de Hacienda para pedirle al ministro Cristóbal Montoro el fin de la financiación pública del aborto.

Un grupo de voluntarios de DAV nos reuniremos a las 10 de la mañana el próximo 27 de diciembre, frente a la sede del Ministerio en la calle Alcalá número 9 (junto a la Puerta del Sol, ver en el mapa), con el lema "No más muertes de inocentes con mis impuestos"

Presentaremos declaraciones simbólicas de objeción fiscal al aborto. Apúntate aquí a la quedada del próximo 27 de diciembre, en Madrid.

El 28-D, quedada en la Dátor con Jesús Poveda

Y, como cada 28 de diciembre, el doctor Jesús Poveda convoca una quedada provida delante del mayor abortorio de España, Dator, en la calle Hermano Gárate 4, en Madrid. (ver en el mapa).

Anótalo en tu agenda: viernes 28 de diciembre, por la mañana, el doctor Jesús Poveda convoca una quedada en memoria de los niños abortados, delante del abortorio Dátor.

Pide al ministro de Hacienda que suprima la financiación pública del aborto y destine el dinero a prestaciones sociales.