Aborto: no con mis impuestos

Aborto: no con mis impuestos

Pide a la presidenta Esperanza Aguirre que destine a la Red de apoyo a Madres de la Comunidad de Madrid los siete millones de euros que ahora gasta el Servicio Público de Salud en la factura del aborto.

REDACCIÓN HO.- El Gobierno de la Comunidad de Madrid se ha comprometido - gracias, en parte, a la petición de cientos de ciudadanos a través de la alerta cívica de HazteOir.org - a publicar en los próximos días la convocatoria de las ayudas públicas a la Red de Madres.

Las entidades sin ánimo de lucro que ayudan a las mujeres embarazadas sin recursos están al límite de su capacidad, sin fondos, por el retraso en la convocatoria de este año.

Lo malo es que, según ha anunciado a HO el consejero de Asuntos Sociales, Salvador Victoria, las ayudas se reducirán a la mitad.

Los 720.000 euros que se convocarán en los próximos días se aplicarán a 2011 y 2012. Hasta enero de 2013 no habrá una nueva convocatoria del convenio de la Red de apoyo a Madres.

Entidades benéficas como la Fundación Madrina, Cáritas, Línea de Atención a la Mujer o las religiosas Oblatas, entre otras muchas, tendrán que arreglárselas con la mitad de los fondos que la Comunidad de Madrid viene asignándoles desde el año 2003.

El drástico recorte de los fondos para ayudar a las mujeres embarazadas sin recursos contrasta con las cifras de la financiación de abortos por la Comunidad de Madrid. Según una información del diario El País, basada en datos de la patronal de los centros abortistas, ACAI, la Comunidad de Madrid ha pasado de pagar con fondos de los contribuyentes el 30 por ciento a pagar el 60 por ciento de los abortos practicados en la región, después de la entrada en vigor de la nueva ley. 

Según informaba el diario La Gaceta el 28 de diciembre, en 2010, 38,5 millones de euros de los impuestos de los españoles fueron a parar a las arcas de los negocios privados de abortos. La Comunidad de Madrid, según La Gaceta, habría destinado 7 millones de euros a pagar a los establecimientos abortistas. 

Esos 7 millones de euros de fondos públicos pueden destinarse a ayudar a las mujeres embarazadas a tener a sus hijos. 

Es cuestión de voluntad de nuestros gobernantes.

Pide a Esperanza Aguirre que retire la financiación pública de los abortorios de Madrid y destine esos fondos a ayudar a las mujeres embarazadas sin recursos.