Pide a la Generalidad catalana que recorte en abortos y no en operaciones

Pide a la Generalidad catalana que recorte en abortos y no en operaciones

Hay dinero para abortar pero no para operar. La Generalidad catalana subvenciona a los mayores centros abortistas de Barcelona mientras los ciudadanos asisten impotentes al deterioro de la sanidad pública autonómica.

REDACCIÓN HO.- A pesar de la profunda crisis económica que viven las finanzas públicas catalanas y del acelerado deterioro de los servicios que dependen de la Generalidad, el Gobierno de CiU ha decidido entregar 14.200.000 € (más de dos mil millones de pesetas) procedentes de los ciudadanos a los centros abortistas.Artur Mas y el consejero catalán de Salud, Boi Ruiz Exige al presidente del Gobierno autonómico, Artur Mas, al consejero de Sanidad, Boi Ruiz i García, y al consejero de Bienestar y  Familia, Josep Lluís Cleries i Gonzàlez,  que destinen ese dinero a salvar vidas y a mantener la sanidad pública con mejores condiciones.

La Generalidad catalana regala 14,2 millones de euros a los abortorios Clínica d’Ara-Agrupació Tutor Mèdica y Centro Casanovas de Ginecología y Planificación Familiar para que estos dos negocios pueden cerrar todos los años un ejercicio inmejorable para sus arcas. Ambos abortorios, los mayores de Cataluña, se propone emplear ese dinero en exterminar a 1.068 seres humanos cada mes. 65.000 abortos durante el próximo año. Por cada uno de ellos, Ara-Agrupació Tutor Mèdica y Centro Casanovas de Ginecología y Planificación Familiar cobrarán entre 260 y 1.300 euros.

Mientras tanto, la sanidad pública catalana colapsa. Se están cerrando centros de salud, servicios de urgencias, hospitales y quirófanos y se multiplican las protestas de quienes pagan con sus impuestos por servicios que ya no reciben.

Frente al trato privilegiado que reciben los abortorios, en los hospitales públicos dependientes de la Generalidad  la imagen más común estos días es la que recogen carteles con lemas como “Quirófano cerrado, muerte asegurada”. O las chapas en las solapas de los trabajadores hospitalarios haciendo referencia a los recortes establecidos por el señor Mas. O las sentadas pacíficas en las entradas de los hospitales cortando el tráfico. O los puentes de las rondas tomados por los trabajadores del hospital del Vall d’Hebron.

Exige al presidente del gobierno autonómico, Artur Mas, al consejero de Sanidad, Boi Ruiz i García, y al consejero de Bienestar y  Familia, Josep Lluís Cleries i Gonzàlez, que destinen ese dinero a salvar vidas y a mantener la sanidad pública con mejores condiciones. Pincha el siguiente enlace: