Pastor, amigo: los jóvenes te despiden con un ¡hasta siempre, firmes en la fe!

Pastor, amigo: los jóvenes te despiden con un ¡hasta siempre, firmes en la fe!

Crónica de unas jornadas en las que los jóvenes de Benedicto XVI, símbolo de la nueva evangelización en los cinco continentes, abrazan a su roca y guía en Cristo. El Papa se despide acogiendo a todos, con un mensaje a España,  "gran nación que sabe y puede progresar sin renunciar a su alma profundamente religiosa y católica".

REDACCIÓN HO.- Los miles de jóvenes llegados de todo el mundo darán la bienvenida al Papa: el Santo Padre será acogido este jueves en la Plaza de Cibeles por la juventud católica llegada de los cinco continentes en el principal acto previsto para hoy jueves, 18 de agosto, en la agenda de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), acompañándole en todos los actos programados hasta el domingo, empapándose de su mensaje de buen pastor para comprometerse con la nueva evangelización.

La víspera de su viaje, Benedicto XVI aprovechaba la audiencia a los fieles de los miércoles, celebrada en su residencia de verano en Castel Gandolfo, para pedir a los peregrinos españoles que recen por su próximo viaje a Madrid, que iniciará mañana jueves, con ocasión de la XXVI Jornada Mundial de la Juventud. Que vuestra oración me sostenga y acompañe en el viaje apostólico que mañana emprendo a España", pedía el Pontífice a las decenas de peregrinos de lengua española congregados en el patio del palacio de Castel Gandolfo, en un tiempo en el que, como ha reiterado en su pontificado, "Europa tiene que volver a encontrar sus raíces cristianas".

El Pontífice partía a las 9.30 horas del jueves, 18 d agosto de 2011, del aeropuerto romano de Ciampino rumbo a España, para posteriormente aterrizar en torno a las 12.00 horas en el aeropuerto internacional de Madrid-Barajas. Como es su costumbre, envió un telegrama de saludo a los presidentes de los países sobre los cuales pasa el avión en el que llegará a España.

En su saludo al presidente italiano Giorgio Napolitano, el Santo Padre expresó su "vivo deseo de encontrar a los jóvenes provenientes de todo el mundo animado por un significativo y extraordinario aliento eclesial". "Me place darle al señor presidente y a todos los italianos mi afectuoso saludo que acompaño con el auspicio orante de paz y prosperidad", añadió.

Sin miedo a las corrientesEn su saludo al presidente francés, Nicolás Sarkozy, el Papa indicó que "mientras sobrevuelo Francia para mi viaje apostólico a Madrid en ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud, me dirijo a vuestra excelencia mis saludos cordiales. ¡Que Dios bendiga a Francia y a todos sus habitantes les dé prosperidad y bienestar!"

En el avión y como es costumbre, el Papa se ha reunido con los periodistas para referirse a la crisis económica, alertando de una praxis que olvida toda ética para centrarse en un puro mercantilismo. Subrayaba también ante los periodistas que las Jornadas Mundiales de la Juventud son "una cascada de luz y crean la valentía de ser creyentes"

El Papa aterrizó en Barajas a las 12:00 horas, como estaba previsto; allí fue recibido por los Reyes; el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; el presidente del Congreso, José Bono; el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui; el titular de Justicia, Francisco Caamaño; así como el presidente del PP, Mariano Rajoy y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y autoridades el ayuntamiento de la capital. Además, acudieron invitados al recibimiento del Sumo Pontífice los miembros de la Mesa del Congreso y la del Senado, así como los portavoces parlamentarios de los grupos de ambas Cámaras y los presidentes del Tribunal Supremo, Carlos Dívar, y del Constitucional, Pascual Sala. También estaban presentes muchas familias al completo, niños y jóvenes vestidos con el uniforme de la Guardia Suiza, que no dejaban de corear vítores a Benedicto XVI y corear"¡Esta es la juventud del Papa!".

"¡Que nada ni nadie os quite la paz. No os avergoncéis del Señor!”, ha sido la exhortación del Papa a los jóvenes, en su discurso al ser recibido en Barajas. En medio de constantes ovaciones, Benedicto XVI anima a los jóvenes a no tener miedo y ser firmes en la fe, aun cuando se les persiga o discrimine, se ataque la dignidad humana o arrecie el hedonismo.

la Juventud del mundo, con el PapaHacia las 12.40 horas, Benedicto XVI comenzó un recorrido de entrada a Madrid en el Papamóvil hasta la Nunciatura Apostólica, situada en la calle de Pío XII. Le acompañaron en el camino peregrinos que corrieron una carrera de relevos; además de pancartas, banderines y globos que irán decorando los puentes y edificios del recorrido; así como bailes tradicionales de distintas regiones españolas y del resto del mundo. El Papa ha almorzado en la Nunciatura Apostólica y descansado un breve tiempo tras la calurosa y multitudinaria acogida de los jóvenes peregrinos.

Los jóvenes vibran al paso del Papamovil

La juventud vibra con el PapaMiles de jóvenes participantes de la JMJ Madrid 2011 se apostaron en distintas calles de esta ciudad para expresar su afecto y cercanía al Papa. Desde los puentes, muchos jóvenes lanzaron confeti sobre el papamóvil a su paso. Prácticamente todos los puentes por donde pasó el Pontífice han sido una fiesta de acogida en donde los muchachos se han reunido para saludarle. En algunos puentes de la Av. de América, por donde pasó el Santo Padre, se podía leer letreros que decían por ejemplo "You’re sixteen too" (tú también tienes 16), o "Forever Young" (siempre joven) y también "de Madrid al cielo con el Papa".

Los jóvenes con banderas de todas partes del mundo vitoreaban en distintas calles "ya viene, ya viene, falta poco que viene" o "que llega, que llega" y se apreció un ambiente de especial alegría y emoción, especialmente en las afueras de la Nunciatura, destino final del recorrido del Pontífice. 

La juventud del mundo, unidaPor la tarde, la comitiva papal salía de la Nunciatura con dirección a la Puerta de Alcalá, donde a las 19.30 horas ha sido recibido por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, y otros miembros de la Corporación, como la teniente de alcalde y delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Ana Botella, o el portavoz socialista, Jaime Lissavetzky, para hacerle entrega de las Llaves de Oro de la ciudad. 

En el último tramo de la calle Alcalá para llegar a la Plaza de Cibeles, la patrulla acrobática Águila del Ejército del Aire pintará en el aire la estela de las banderas del Vaticano y de España.

Tras producirse la entrega de llaves, el Papa se ha dirigido en Papamóvil junto con peregrinos de todo el mundo hacia la próxima Plaza de Cibeles, que ofrecía una imagen de fervor indescriptible, y donde a las 20.00 horas tenía lugar el acto de bienvenida de los jóvenes al que le seguirá una Liturgia de la Palabra y el consecuente discurso del Papa.

En su saludo  en Cibeles, el Papa se ha dirigido a los jóvenes peregrinos de todo el mundo, en diferentes lenguas, para reafirmarles en la fe en medio del laicismo que trata de silenciarles:" Con vuestra participación, el nombre de Cristo resonará por todos los rincones", les ha animado. Madrid es hoy "la capital de los jóvenes del mundo".

El Papa también ha saludado a los peregrinos en francés, inglés, alemán, italiano, polaco y portugués. A los polacos, compatriotas del Beato Juan Pablo II, el iniciador de las JMJ les ha deseado que fortalezcan sus lazos con Jesús. A los jóvenes francófonos, les ha pedido que busquen la verdad, que no es "un eslogan", sino una persona, Cristo. A los de habla inglesa, que pongan en Cristo el fundamento de sus vidas. A los alemanes, que abran su corazón al Señor y a los italianos, que den testimonio de la vitalidad de la Iglesia. A los jóvenes de habla portuguesa, les ha reconocido que la Iglesia necesita de ellos y que ellos tienen necesidad de la Iglesia. 

Ya en su discurso en la Liturgia de la Palabra (íntegro: castellano inglés I francés I italiano), el Papa ha exhortado a los jóvenes a edificar sobre la roca firme de Cristo, y no sucumbir a las tentaciones, "siempre al acecho", de creernos dioses, "pensando no tener necesidad de más raíces ni cimientos". "Arraigados en Cristo damos alas a nuestra libertad", afirmaba,

A partir de las 21.30 horas se celebrarán 'Una luz a la noche', en la que se podrán contemplar doce imágenes de la Virgen procedentes de todo el mundo para que los jóvenes peregrinos puedan rezar y cantar ante ellas.

Los medios centran los ojos del mundo en el Papa

La JMJ es una ventana al mundo: la llegada de Benedicto XVI a Madrid se ha retransmitido en directo por televisión en más de treinta países, y se han acreditado ya a más de 4.800 periodistas para cubrir la JMJ.

Por su parte, los medios nacionales emitirán, bien dentro de sus servicios informativos o bien mediante programaciones especiales, una amplia cobertura de la visita del Papa que incluirá directos, opiniones de expertos y crónicas de periodistas especializados.

Segunda jornada con el Papa: Viernes, 19 de agosto

Feliz y significativo encuentroLa primera imagen  de esta jornada nos la brindaba el encuentro del Papa, con la Familia Real: Cristo, España, Familia son tres conceptos que se enlazaban en el que ha sido un entrañable encuentro en La Zarzuela -del que hemos sido testigos directos y hemos podido ofrecer un estupendo reportaje gráfico- entre el Pontífice y los Reyes D. Juan Carlos y Dña. Sofía, los Príncipes de Asturias, D. Felipe y Dña Letizia, y las dos  pequeñas infantas, Leonor y Sofía, junto a la Infanta Elena con sus dos hijos, Froilán y Victoria Federica.  El Rey ha mantenido  un encuentro de unos veinte minutos con el Papa, en los que han analizado los importantes problemas a los que se enfrenta la juventud.

Calurosísimo recibimientoTras este encuentro, Benedicto XVI se ha trasladado en papamovil a El Escorial, acompañado por el cardenal Rouco Varela.  En la basílica ha sido recibido por el padre prior de la comunidad agustina, Antonio Iturbe, que ha ofrecido al Pontífice agua bendita y le dará a besar el 'lignum crucis', un trozo de la cruz de Cristo. Después, cuatro jóvenes religiosas atravesaron junto al Papa el Patio de los Reyes, donde le esperaban 1.664 jóvenes religiosas.

Mientras esperaban la llegada de Benedicto XVI, las jóvenes cantaban lemas como "Se nota, se siente, Cristo está presente" o "Estas son las chicas de la Iglesia". Cerca de 2.600 monjas habían pedido acudir a este acto por lo que el millar que no ha podido entrar se encuentra en el patio exterior. Para asistir al encuentro con el Pontífice, se fijó una edad límite de 35 años para las religiosas y de 40 años para los profesores con los que se reunirá posteriormente.

En su discurso, el Papa ha exaltado la "radicalidad evangélica" de la vida consagrada frente al relativismo: "Cobra una especial relevancia hoy, cuando se constata una especie de eclipse de Dios, una cierta amnesia, un verdadero rechazo del cristianismo y una negación del tesoro de la fe recibida, con el riesgo de perder aquello que más profundamente nos caracteriza".

Un encuentro vital con el mundo académicoTras ello, el gran momento de la educación. “La Universidad es la casa donde se busca la verdad propia de la persona humana”Ante 1.500 jóvenes profesores universitarios que le esperaban ataviados con los colores de su disciplina en su vestimenta académica, el Papa exhortaba a los docentes a ser "auténticos maestros" y superar la visión utilitarista de la educación y "sus dramáticas consecuencias: desde los abusos de la ciencia sin límites, más allá de ella misma, hasta el totalitarismo político".

La Universidad, ámbito de evangelizaciónDurante este encuentro con representantes del mundo académico universitario, al que también ha asistido el ministro de Educación Ángel Gabilondo, uno de los docentes, el vicerrector adjunto al Rector y de Profesorado Universidad de San Pablo CEU, el profesor de Alejandro Rodríguez de la Peña,  destaca el convencimiento de los presentes de que " la Universidad es un ámbito maravilloso de evangelización de la juventud, donde los profesores católicos podemos anunciar el Evangelio y ser 'fermento de comunidades' que vivan en armonía y amor mutuo la fe, unida siempre a la búsqueda de la Verdad en el campo del saber humano".

Abrazamos a un Padre que nos acoge a todosEl Papa ha regresado después a la Nunciatura, donde ha mantenido un almuerzo con jóvenes seleccionados entre los peregrinos de los cinco continentes.

El Papa ha recibido en audiencia al  presidente del Gobierno. Muy comentada ha sido la imagen de un sonriente Benedicto XVI saliendo al paso, con los brazos abiertos, para recibir aun dubitativo Zapatero que hacía entrada en el salón en el que se encontraba el Pontífice. Ambos han conversado durante un cuarto de hora.

Los Jóvenes abrazan la Cruz de CristoTras ello, el Papa ha tomado el papamovil para participar en Cibeles en el emotivo Via Crucis que se celebrará con pasos llegados de las más celebradas cofradías españolas, que se han colocado a modo de inigualables estaciones, y que hará del evento de esta tarde uno de los más hermosos de las Jornadas, convirtiendo este día en un auténtico Viernes Santo, aunque a 38 grados a la sombra. Es la primera vez en una JMJ en el que el Papa hace el recorrido completo de las estaciones.

"No paséis de largo ante el sufrimiento humano, donde Dios os espera", ha exhortado el Papa al término del sobrecogedor Via Crucis, "sufrir con el otro, por los otros, sufrir por amor de la verdad y de la justicia; sufrir a causa del amor y con el fin de convertirse en una persona que ama realmente, son elementos fundamentales de la humanidad, cuya pérdida destruiría al hombre mismo".

Tercera jornada con el Papa

Completísima agenda de actos. Desde primeras horas de la mañana, miles de personas aguardaban en el Retiro para celebrar con el Papa la gran fiesta del perdón. Se calcula que unas 18 mil personas se han confesado en los 200 confesionarios que han permanecido abiertos en El Retiro. El Papa ha participado este sábado en esta  

Fiesta del Perdón 

18 mil personas se confiesan en El Retiro, cuatro peregrinos reciben el sacramento administrado por el Papa.

 

Amor a la CruzEmocionante Eucaristía la vivida en La Almudena con 4.500 jóvenes seminaristas de todo el mundo, tesoro de la Iglesia; el Papa les ha advertido de su deber de ser santos en el sacerdocio: "En cualquier circunstancia en la que se halle, y por dura que esta sea, el sacerdote ha de fructificar en toda clase de obras buenas". Con ello, les animaba: "No os dejéis intimidar por un entorno que pretende excluir a Dios".

Tras la Eucaristía, el Papa ha recibido en la sacristía a Mariano Rajoy; el presidente del PP ha comentado los aspectos tratados en la audiencia y ha realizado balance de lo que llevamos de JMJ:"Ver por las calles estas caras de alegría sube la moral", destacaba el líder de la oposición.

Mientras, desde muy temprano se podía ver una marea joven peregrinando a Cuatro Vientos, para asistir a la Vigilia presidida por el Papa. Cientos de miles de peregrinos de todo el mundo esperan desde primeras horas de la tarde con un sofocante calor de 40 grados la llegada de Benedicto XVI, que a las 20.30 horas presidía la Vigilia: unas auténticas 'Naciones Unidas' de la Juventud de los valores.

Emotivo e histórico encuentro con la clausura: Ha llegado el momento para Sor Teresita, la monja de 103 años, que más tiempo lleva enclaustrada en todo el mundo -84 años, en los que sólo ha abandonado una vez el convento-; un momento ansiado también por el Pontífice, quien por su expreso deseo recibe en Audiencia a la religiosa en la Nunciatura (Vídeo).

Los jóvenes aguardaban en Cuatro Vientos mientras otros, discapacitados, recibían en  la Fundación Instituto San José al Papa. "Nuestra sociedad, en la que demasiado a menudo se pone en duda la dignidad inestimable de la vida, de cada vida, os necesita: vosotros contribuís decididamente a edificar la civilización del amor", señalaba Benedicto XV, para sentenciar tajante: "una sociedad que no logra aceptar a los que-sufren es una sociedad cruel e inhumana"

Una sociedad justa defiende toda vida humana

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Benedicto XVI también ha querido defender la dignidad de "cada vida" ante los jóvenes discapacitados que le han recibido en la Fundación Instituto San José. "Sois protagonistas de esta civilización, les ha dicho, ante 400 personas, entre internos, familiares y cuidadores.

"Nuestra sociedad, en la que demasiado a menudo se pone en duda la dignidad inestimable de la vida, de cada vida, os necesita: vosotros contribuís decididamente a edificar la civilización del amor", ha manifestado, dejando claro que "Una sociedad que no logra aceptar a los que sufren y no es capaz de contribuir mediante la compasión a que el sufrimiento sea compartido y sobrellevado también interiormente, es una sociedad cruel e inhumana".

Dos millones de jóvenes en Cuatro Vientos

Fe a los Cuatro Vientos: Dos millones de fielesLa juventud del Papa vence las tormentasEl programa de la Vigilia de Oración en Cuatro Vientos ha quedado interrumpido por la violenta tormenta y un fortísimo viento que ha arreciado sobre los presentes: los jóvenes respondían con gritos ininterrumpidos de apoyo al Papa, dando rienda suelta a su júbilo por estar junto a su Pastor.

A prueba de tormentasEn la Vigilia, cinco jóvenes de Reino Unido, Kenya, Estados Unidos, Filipinas y Alemania preguntaron está noche al Papa Benedicto XVI sobre cuestiones relacionadas con la fidelidad, la firmeza en la fe, la universalidad de Cristo, el sufrimiento y sobre cómo iniciarse en la vida cristiana, durante la Vigilia de Oración que se celebra en la tarde-noche de este sábado en el aeródromo de Cuatro Vientos, con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). 

Tras el discurso de Pontífice en el ya que respondía a las cuestiones planteadas por los jóvenes -que no pudo hacer seguidamente por la tormenta, pero que ya anuncian que se tiene previsto facilitar vía web del Vaticano- comenzaba la Adoración Eucarística, presidida por la monumental, bellísima e impresionante Custodia de Arfe de Toledo

Un silencio sobrecogedorUn silencio sobrecogedor se apoderaba de un aeródromo abarrotado por dos millones de jóvenes, que ofrecían por doquier imágenes de un impresionante recogimiento, postrados en actitud de adoración a Cristo expuesto ante los fieles.  

 Benedicto XVI se retiró al reclinatorio ante la Custodia y rezó con la multitud durante algunos minutos. El Papa se despidió después de los jóvenes hasta el día siguiente. La adoración eucarística finalizó con fuegos artificiales.

AdoraciónDespués ha comenzado la noche de los jóvenes en Cuatro Vientos, donde se han instalado un total de 30 capillas por todo el aeródromo para que los peregrinos puedan acudir a rezar al Santísimo durante todo el día del sábado y también la noche. Miles de jóvenes se quedarán a dormir en el aeródromo para participar a la 'misa de envío' que tendrá lugar este domingo y con la que Benedicto XVI concluirá la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid (JMJ).

Jornada del domingo, 21 de agosto

La marea joven que ha pernoctado en Cuatro Vientos tras participar en la Vigilia de Oración se ha visto incrementada por los miles de fieles -incluidas familias enteras- que han llegado desde primerísimas horas de esta mañana en alguno de los muchísimos autobuses que los ciudadanos han fletado para acudir a esta Eucaristía, o bien por otros medios públicos y privados. Estos millones de fieles han recibido a Benedicto XVI alrededor de las 09.15 horas en el aeródromo, donde se está celebrando  la Misa de envío de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). Un auténtico testimonio de fe a los Cuatro Vientos.

Tras recorrer el aeródromo para saludar a los fieles y ser recibido por los Reyescomenzaba la Eucaristía del Envío con el saludo del Cardenal Rouco Varela. En la Homilía, El Papa ha recordado que la fe en Cristo conlleva la exigencia de vivirla, de participarla en el seno de la Iglesia y de transmitirla a todos: "No os guardéis a Cristo-para vosotros mismos: el mundo necesita a Dios", ha exclamado Benedicto XVI.

¡Gracias, Santo Padre!"Seguir a Jesús en la fe es caminar con Él en la comunión de la Iglesia. No se puede seguir a Jesús en solitario. Quien cede a la tentación de ir «por su cuenta» o de vivir la fe según la mentalidad individualista, que predomina en la sociedad, corre el riesgo de no encontrar nunca a Jesucristo, o de acabar siguiendo una imagen falsa de Él. Tener fe es apoyarse en la fe de tus hermanos, y que tu fe sirva igualmente de apoyo para la de otros".

"De esta amistad con Jesús nacerá también el impulso que lleva a dar testimonio de la fe en los más diversos ambientes, incluso allí donde hay rechazo o indiferencia. No se puede encontrar a Cristo y no darlo a conocer a los demás. Por tanto, no os guardéis a Cristo para vosotros mismos. Comunicad a los demás la alegría de vuestra fe. El mundo necesita el testimonio de vuestra fe, necesita ciertamente a Dios".

Río de Janeiro albergará las Jornadas en 2013. Los peregrinos brasileños han sido un clamor al filo del mediodía en Cuatro Vientos, cuando el Papa ha anunciado este secreto a voces, El Papa, en sus palabras finales de despedida, se ha confesado "impresionado" por la participación en la JMJ Madrid 2011. Previamente, el cardenal Rylko enfatizaba: "¡Esta es la juventud del Papa!"

A las 12.33 El Papa llegaba a la Nunciatura. Decenas de personas le han agradecido su visita a Madrid. A las 13.00 horas, Benedicto XVI comenzaba su almuerzo con los cardenales españoles y su séquito

A las 17.15 el Santo Padre abandonó la Nunciatura en papamóvil para despedirse en el recinto ferial de IFEMA de los aproximadamente 40.000 voluntarios que han trabajado en la organización de la cita católica. 

La despedida del Papa es una acogida en Cristo"Amar es servir y el servicio acrecienta el amor". Gran mensaje del Papa al poner el broche que clausura estas Jornadas. Ha sido en el acto con los voluntarios, celebrado en el recinto ferial de Ifema con una marea verde de jóvenes que no paraban de secundar con aplausos los agradecimientos de un  Papa visiblemente feliz y emocionado por los testimonios de adhesión y de entrega al Evangelio por parte de los jóvenes de todo el mundo que en este acto, como en todos los precedentes, se ha vuelto a manifestar mediante testimonios personales.

"Al concluir los actos de esta inolvidable Jornada Mundial de la Juventud, he querido detenerme aquí, antes de regresar a Roma, para daros las gracias muy vivamente por vuestro inestimable servicio. Es un deber de justicia y una necesidad del corazón", comenzaba Benedicto XVI."Con vuestro servicio habéis dado a la Jornada Mundial el rostro de la amabilidad, la simpatía y la entrega a los demás". "Responded con amor a quien por amor se ha entregado por vosotros", concluía.

Seguidamente, el Papa se ha trasladado al aeropuerto de Barajas, donde ha sido despedido con honores de jefe de Estado por  los Reyes. Don Juan Carlos ha acompañado su presencia de un discurso en el que ha agradecido al Papa sus importantes mensajes en favor de la juventud: "gracias por la esperanza e ilusión que habéis depositado en la juventud, por vuestro afecto y amistad". 

El Pontífice, por su parte, comenzaba así su despedida: "Estos días pasados en Madrid con una representación tan numerosa de jóvenes de todo el mundo quedan profundamente gravados en mi memoria y corazón, el Papa e ha sentido muy bien acogido en España.

El Papa se despide deseando una España fiel a su alma católicaTras dar las gracias a las autoridades, a los voluntarios, a las fuerzas del orden y seguridad, a los que han colaborado con los más variados servicios a la jornada y a los organizadores ha señalado que "España es una gran nación que sabe y puede progresar sin renunciar a su alma profundamente religiosa y católica".

El Pontífice ha terminado invitando a difundir por todos los rincones del mundo la experiencia vivida, especialmente a los que no han podido venir y a quienes estas jornadas les ha tocado el corazón: "dejo España contento y agradecido a todos, pero sobre todo a Dios, que me ha permitido participar en esta jornada lena de gracia y emoción". "Hemos podido comprobar como la gracia de Dios derriba los muros, para hacer de todos los hombres una sola familia", añadía.

Balance: "La Iglesia está muy viva y es joven": Los testimonios son un suma y sigue a la hora de destacar los frutos de esta JMJ: al principal, el incalculable valor espiritual, se añaden tambiñen los frutos económicos en una España en crisis.

El Papa, feliz y fortalecido, valora los frutos de la JMJ: en su audiencia de los miércoles (24 de agosto de 2011) y desde su residencia de Caste Gandolfo, Benedicto XV ha enfatizado “el entusiasmo incontenible con el que los jóvenes me han recibido, sus palabras ricas de esperanza, su fuerte deseo de orientarse a la verdad más profunda y enraizarse en ella”. Cada uno de los encuentros que ha celebrado en Madrid guarda un especial recuerdo para el Papa, y así lo ha reflejado en sus palabras en esta audiencia.

Una agenda papal de inmenso trabajo pastoral

Durante su visita, el Papa ha pronunciado ocho discursos, un saludo, dos homilías y unas palabras. Los escenarios donde ha hablado fueron el aeropuerto Madrid-Barajas -a su llegada y a su partida- la Plaza de Cibeles -durante la bienvenida y el Via Crucis-, la Fundación Instituto San José, Cuatro Vientos e IFEMA.

Concretamente, en los actos litúrgicos, en la Misa de La Almudena y en la de Cuatro Vientos, el Papa vistió dos casullas tejidas a mano por 30 bordadoras del Taller Los Rosales (Talleres Arte Granda), en Villaviciosa de Odón. Aunque el diseño era secreto, la directora técnica del taller, Pilar Romero, adelantó a Europa Press que en las casullas del Pontífice estará representada la ciudad de Madrid y que serían de color blanco o dorado.

Asimismo, se celebraron emotivas comidas, como el almuerzo con 12 jóvenes, dos españoles y otros dos de cada continente, el viernes 19 en la Nunciatura; otro con los cardenales de España y el séquito papal, el domingo; y una comida especial con motivo del cumpleaños del cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, el sábado 20 en la residencia del cardenal.

El Pontífice se alojó en las dependencias del Nuncio Apostólico en España, Renzo Fratini, en la madrileña Avenida Pío XII, según explicó en una entrevista a Europa Press el Nuncio, que señalaba que el Pontífice tendría una amplia terraza para pasear porque "le gusta caminar" media hora diaria. También contó con una pequeña capilla en la segunda planta para la oración personal.

Igualmente, ofició una misa privada en la capilla de la planta baja de la Nunciatura en la que estuvo presente el Nuncio, el secretario y el consejero de la Nunciatura, unos seis sacerdotes y algunas hermanas que residen en la Nunciatura, así como algunos amigos que acompañan al Santo Padre en su séquito.

HO y nuestros jóvenes, al minuto con el Papa: pinchando en cada uno de los enlaces siguientes accederas a los vídeos y fotos y discursos (íntegros) de cada acto de la JMJ