Prisa por la muerte... ¿digna?

Prisa por la muerte... ¿digna?

Leire Pajín convoca por email a los consejeros autonómicos para que den el visto bueno a la Ley de Muerte Digna. Gádor Joya (Derecho a Vivir) denuncia las inquietantes prisas del Gobierno.

REDACCIÓN HO.- La portavoz de Derecho a Vivir ha denunciado este martes “las prisas” de la ministra de Sanidad para sortear el trámite de la Ley de Derechos de la Persona ante el Proceso Final de la Vida, más conocida como “Ley de Muerte Digna”. 

Gádor Joya calificó como “lamentable e impropio de las formas democráticas” que “la ministra haya convocado deprisa y corriendo, por email, a los consejeros de Salud de las Comunidades Autónomas para el próximo jueves” y que “el anteproyecto se someta al pleno del Consejo Interterritorial de Salud sin ser discutido antes por la Comisión Permanente de este órgano, como es preceptivo”.

El Ministerio de Sanidad pretende obtener el próximo jueves el visado de las Comunidades Autónomas al anteproyecto de “Ley de Muerte Digna”. 

La portavoz DAV recordó que “acaban de celebrarse elecciones autonómicas en España y el signo de la mayoría de regiones ha cambiado”. 

Para Gádor Joya, “los españoles han hablado con claridad el pasado 22 de mayo. Lo democrático es esperar a que tomen posesión los gobiernos autonómicos salidos de las recientes elecciones. La señora Pajín demuestra muchas prisas por sacar adelante su ley y muy poco talante democrático”.

La portavoz de Derecho a Vivir ha vinculado las “prisas” en el trámite de la “Ley de Muerte Digna” a las primeras declaraciones del candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunciando que su programa reafirmará los “derechos sociales” creados durante los dos mandatos de José Luis Rodríguez Zapatero.

“El Gobierno no está interesado, como se ve, en mejorar la calidad de los Cuidados Paliativos en España, sino en radicalizarse con leyes ideológicas, particularmente aquellas que juegan con la vida y la muerte de los ciudadanos”, apuntó la doctora Joya.

Una ley "innecesaria, ambigua e inquietante"

Derecho a Vivir ha recordado que el proyecto de Ley de Muerte Digna presenta una “regulación ambigua, innecesaria e inquietante, que debe ser examinada y reelaborada con rigor, contando con el concurso de los expertos en Cuidados Paliativos”. 

“No es necesaria una Ley de Muerte Digna, todo lo que esta regula ya está regulado por la Ley de Autonomía del Paciente”, recordó Gádor Joya, haciéndose eco de las conclusiones del informe elaborado por el grupo de especialistas creado por Derecho a Vivir para seguir la elaboración de la nueva norma.

“El proyecto es ambiguo e inquietante porque, en lugar de responder a la necesidad de unos cuidados paliativos de calidad en España, convierte el deseo del paciente de recibir sedación paliativa en un derecho, esté o no esté indicada por la práctica médica, y reduce el papel del médico al de un mero ejecutor subalterno, sin derecho a objetar las prácticas eutanásicas que el proyecto introduce por la puerta falsa”, comentó la doctora Joya.

“Las prisas de la ministra Pajín con la Ley de Muerte Digna”, interpretó Gádor Joya, “no se justifican en la necesidad urgente de esta ley. Tampoco responden a lo que sí necesitamos: un plan nacional de Cuidados Paliativos. La aceleración del proyecto responde únicamente al interés de la señora Pajín, del señor Rubalcaba y del PSOE en impulsar leyes ideológicas durante el último tramo de la legislatura para intentar recuperar el voto más radical y sectario de la izquierda.