Asia Bibi, en manos de los fanáticos que protegían a Bin Laden

Asia Bibi, en manos de los fanáticos que protegían a Bin Laden

Camino de los dos años de prisión en el corredor de la muerte que controlan los fanáticos que protegían a Bin Laden, la vida de Asia Bibi corre más peligro que nunca.

REDACCIÓN HO.- Asia Bibi sigue en manos de sus torturadores. Se trata de los mismos que han estado protegiendo y escondiendo a Osama Bin Laden en Pakistán. Esta mujer, madre de cuatro hijos, está en manos de los que quieren vengar al mayor terrorista del siglo.

Pronto cumplirá dos años en el corredor de la muerte de una prisión pakistaní donde aguarda la horca, condenada por blasfemar supuestamente contra el islam. La vida de Asia Bibi corre cada vez más peligro porque en su país la situación es cada vez más inestable y peligrosa para los cristianos.

En Pakistán se está multiplicando la persecución cruenta contra los cristianos y la muerte de Osama Bin Laden ha desatado la furia del fundamentalismo. Sus fanáticos seguidores, instalados en todas las esferas del poder en Pakistán, están sedientos de sangre.

Las últimas noticias sobre Asia Bibi hablan de que su estado de salud es precario. Asia está enferma y sus abogados dicen que  “reza mucho y ayuna ofreciendo a Dios su sufrimiento”. Al juez que la condenó a la horca sin más pruebas que las acusaciones de los fanáticos, esta mujer afirmó:

"Prefiero morir como cristiana que salir de prisión siendo musulmana".

El caso de esta mujer no es el único en la zona, donde cada día se incrementa la violencia contra los cristianos, pero se ha convertido en el símbolo de la persecución religiosa en Medio Oriente.  Por ello, salvar la vida de Asia Bibi puede significar un punto de inflexión que sirva para abolir la ley antiblasfemia, salvado así la vida de muchos otros cristianos que están muriendo en aquel país a manos de grupos como los de Al Qaeda.

Los Gobiernos democráticos no pueden seguir quedándose en las buenas palabras.  Los ejecutivos que se gastan millones de euros en campañas de protección de insectos en supuesta extinción no pueden seguir mirando para otro lado ante el genocidio religioso que se está produciendo en tantos países.

Firma ahora para que Asia Bibi no sea la próxima víctima del fundamentalismo. Exige al Gobierno español que tome cartas en el asunto y abandere una campaña en todos los organismos internacionales para reclamar su puesta en libertad inmediata.

Más información en: