España, unida, clama ¡Sí a la Vida!

España, unida, clama ¡Sí a la Vida!

Festejando el Día Internacional de la Vida, la ciudadanía se echa a la calle este fin de semana en defensa del primer derecho humano: En Madrid, una multitud participa en la manifestación.





REDACCIÓN  HO.- España entera se moviliza este fin de semana, convocada por 48 colectivos cívicos,para gritar ¡Sí a la vida! En más de 70 ciudades de toda España se organizan concentraciones y manifestaciones, a las que se unen otras convocatorias en el extranjero. Son familias enteras, desde los abuelos a los recién nacidos, para simbolizar ese clamor cívico que dirigen a sus representantes políticos, exigiendo un firme compromiso con la defensa del primer derecho humano, la vida, desde su inicio en la gestación hasta la muerte natural, a lo que se enfrenta abiertamente el aborto y la eutanasia que tratan de imponerse a nuestra sociedad.


En Madrid, a las 12:00 h. en punto, arrancaba la gran manifestación unitaria convocada por medio centenar de colectivos provida, a los que se han adherido cientos de movimientos en defensa de la vida de todo el mundo.


Arsuaga, 'atrapado' en la cabecera de la multitudinaria manifestaciónEl presidente de HO, Ignacio Arsuaga, subrayaba la ejemplar respuesta de los jóvenes, que demuestra muy a las claras que los ataques a la vida, como son el aborto o el debate que quieren colar ahora con la eutanasia, van a ser aceptados por nuestra sociedad: "Es maravilloso constatar cómo  nuestros jóvenes toman conciencia y se comprometen con la vida", destacaba Arsuaga.


Miles de globos blancos y azules, banderas, cantos, lemas positivos defendiendo la vida... Con la presencia de pancartas, la manifestación contó con una amplia presencia  de niños junto a sus padres y de familias extensas (también con abuelos).  “Sí a la vida”, “No al aborto”, “Déjame Vivir” o “Ni aborto del PSOE  ni aborto del PP”, o  "Ley de Aído no, tampoco la anterior", fueron algunos de los lemas que podían leerse en las  pancartas. 


26-M: Benigno Blanco


Personalidades de las organizaciones convocantes presidían la cabecera de la manifestación, entre ellos, Benigno Blanco, presidente del Foro Español de la Familia, quien recientemente ha sido intervenido y aún convaleciente no ha querido faltar a la gran fiesta por la vida. Preguntado nada más comenzar la marcha, explicó Blanco“demuestra la gran afluencia de gente que en España somos una inmensa mayoría que queremos comprometernos con la vida”, “que todo el mundo pueda ver que a muchos nos importa la vida, poco a poco la cultura de la vida se va a imponer”. Preguntado cuál era el objetivo general de esta nueva convocatoria, respondió: "llegar a todo tipo de personas “la vida" es transversal a las edades, cualquier persona con sentido común debería estar ligado a la vida, que se defiende con leyes, prácticas médicas, cuidando a los enfermos, pedimos a los que no lo hacen que reconsideren su postura”.


Todo un ambiente de fiesta para, como destacaba la portavoz de Derecho a Vivir (DAV), la doctora Gádor Joya, "demostrar la unidad cívica en defensa de esta causa justa, la de la dignidad humana; las leyes pueden aprobarse, pero las leyes injustas se derogan. Tenemos la perseverancia, la imaginación y la alegría necesarias para atraer cada vez a más conciudadanos. Los políticos deben elegir. O están con la sociedad o están contra ella. O con la vida o contra ella".


Dra. Joya: Tenemos el voto y la razón. Las leyes injustas se deroganA partir de las 13:00 horas comenzaban a desarrollarse los discursos en el escenario de oradores  de más de 100 metros cuadrados instalado en la Puerta del Sol. Tras el escenario, una pancarta de más de 60 metros, elevada por 120 globos, cubría la fachada de la Puerta del Sol con la proclama 'Todos tenemos derecho a la vida'.


Se ofrecieron testimonios sobre los temas alusivos a las reivindicaciones expuestas en la manifestación, como el de la doctora Blanca López Ibor, oncóloga especializada en menores, que pidió “responsabilidad a los profesionales”; el del médico cubano Oscar Elías Biscet, encarcelado por la dictadura castrista por defender los  derechos humanos; el de un joven con síndrome de down, y el de una madre  que, en su momento, decidió no abortar pese “a sus circunstancias difíciles”.


La doctora Joya, en su discurso que ofrecemos íntegro, fue contundente en el mensaje que lanzamos desde DAV y HO, como una de las 48 entidades que han organizado esta celebración del Día Internacional de la Vida: 


"Hoy estamos juntos por una causa justa: la defensa de la vida humana. Estamos aquí para volver a poner la dignidad de la persona en el centro de la democracia. Estamos aquí, una vez más, porque no aceptamos que la vida de los más vulnerables sea objeto de los experimentos políticos (...).


CabeceraLas leyes se aprueban. Y las leyes injustas se derogan. La constitución española afirma que todos tienen derecho a la vida.  (...) Jamás aceptaremos el aborto como un hecho inevitable en una sociedad civilizada. Jamás aceptaremos que, en aras de una falsa piedad, se pueda acabar con la vida de aquellos que se encuentran al final de la misma o padecen alguna discapacidad. 


Tenemos el poder de nuestro voto, tenemos la razón científica, jurídica y moral de nuestro lado. 


 Y a todos vosotros, queridos amigos, a todas las personas que hoy están celebrando el Día Internacional de la Vida en 80 ciudades de España, resto de Europa e Iberoamérica, gracias por vuestro ejemplo.  (...) Hoy los niños por nacer, los enfermos, los ancianos y los que son distintos están más seguros gracias a todos vosotros. Hoy la vida es un poco mejor y más civilizada gracias a todos vosotros."


Unidos en la fiesta de la Vida


La portavoz de la Fundación Madrina, Yolanda Melul, ha pedido un "gran pacto social" a favor de la maternidad para proteger a las "miles de mujeres" que sufren graves dificultades debido a que su maternidad "se convierte en un motivo de exclusión laboral y social".


Fundación Red Madre, Carmina García Valdés: “con mucha ilusión, esperanza y alegría, cada vez son más personas que acompañan en defensa de la vida, y además en 78 ciudades de España”.


Esperanza Puente de Red Madre, “perdí a mi hijo hace 16 años, y tengo la oportunidad de ayudar a muchas mujeres para que no cometan el mismo error que cometí yo”


La presidenta de la Federación Española de Asociaciones Provida, Alicia Latorre, ha advertido de que "la cultura de la muerte" no tendrá la "última palabra" y ha invitado a sus "cómplices", como los empresarios del "negocio del aborto", a dejar atrás "ese oscuro camino".


Por su parte,  la secretaria general de Red Madre, Carmina García Valdés, ha denunciado que "sólo los empresarios del aborto ganan dinero con la muerte de los seres más indefensos y la muerte en vida de sus madres".


El cineasta Miguel Ángel Tobías, presentador del acto, fue el encargado de leer el Manifiesto final, que aportamos íntegro, en el cual las organizaciones defensoras de la vida y la familia convocantes, en representación de millones de españoles, han apelado a la sociedad "para que se avive la conciencia del valor de toda vida humana y se exija su respeto y protección legal, desde la concepción hasta la muerte natural", proclamando y festejando "el don de la vida, como un derecho natural, primordial e innegociable de todo ser humano". Un mensaje con destinatarios concretos:



  • A todas y cada una de las fuerzas políticas, para que incluyan en sus programas electorales el compromiso de defender la vida y cortar el paso a la cultura de la muerte, solicitando la abolición de toda legislación permisiva del aborto y el rechazo a todas las iniciativas que facilitan la eutanasia y la manipulación de los embriones humanos, así como la exclusión, en nuestra sociedad, de cualquier forma de condescendencia con el terrorismo y el maltrato.

  • A los medios de comunicación, para que difundan una imagen positiva de la vida, de la maternidad y del embarazo.

  •  Sí a la VidaA los poderes públicos, que deben ayudar a la mujer embarazada y establecer políticas activas de apoyo al nacimiento de nuevas vidas, con especial protección a los discapacitados, ancianos y enfermos terminales, desarrollando los cuidados paliativos. 

  • A los profesionales sanitarios, para solidarizarse y exigir que se respete su derecho a la objeción de conciencia 

  • A las fuerzas del orden: para respaldamos, su combate del terrorismo, de los crímenes de sangre y del maltrato.

"Los participantes en esta manifestación nos comprometemos a trabajar activamente por la defensa de la vida y de la familia, sea de forma individual o uniendo nuestras voces a las organizaciones que luchan por estos ideales", concluía el Manifiesto.


Recursos informativos:



Otros enlaces de interés: