Qué hay detrás de la Ley de Igualdad de Trato y no Discriminación

Qué hay detrás de la Ley de Igualdad de Trato y no Discriminación

El proyecto Zapatero da un nuevo paso para restringir la libertad de opinión y expresión, o el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos.

REDACCIÓN HO.-La nueva Ley de Igualdad y no Discriminación va a suponer para el Gobierno socialista un nuevo instrumento de control de la actividad privada de los ciudadanos y de su derecho a la libertad de opinión.

La norma se empeña en recrear desde la ideología partidista del Gobierno los preceptos de la Constitución, que garantizan la igualdad y la no discriminación. Pero en lugar de aplicarlos, el Gobierno Zapatero los reinterpreta para poder utilizarlos como un nuevo instrumento en manos del poder.

La nueva ley define formas de discriminación hasta ahora inexistentes, soslaya la presunción de inocencia y señala severas penas para quien considere que, en ocasiones, la igualdad no es posible en asuntos como “la edad, la discapacidad, la orientación o identidad sexual, la enfermedad”.

Defendiendo los intereses políticos y económicos de las minorías

El panfleto gubernamental Público ha revelado que el Gobierno Zapatero se dispone a nombrar fiscales especiales, al modo del franquismo, encargados de vigilar el cumplimiento de esta ley.

Según el panfleto zapaterista mencionado, “el fiscal general del Estado designará a un fiscal de sala delegado para promover y coordinar las actuaciones penales que sancionen comportamientos discriminatorios en todo el territorio español”.

Esta fiscalía especial sobre igualdad busca satisfacer los intereses políticos y económicos de grupos de presión minoritarios, como el lobby gay:

“Con la inclusión de esta nueva figura, el Ejecutivo viene a responder a las demandas de distintas organizaciones sociales que habían reclamado una fiscalía especializada. Es el caso de Movimiento Contra la Intolerancia y de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, que veían en esta figura uno de los puntos esenciales para la validez efectiva de la futura norma.”

Estos son algunos de los rasgos más llamativos de la Ley recogidos en el anteproyecto:

Una ley preventiva

“La Ley persigue un doble objetivo: prevenir y erradicar cualquier forma de discriminación y proteger a las víctimas, intentando combinar el enfoque preventivo con el enfoque reparador, el cual tiene también un sentido formativo y de prevención general.”

Otra ley para introducir la ideología de género

“La Ley 13/2005, de 1 de julio, que modifica el Código Civil en materia de Derecho a Contraer Matrimonio, y la Ley 3/2007, de 15 de marzo, Reguladora de la Rectificación Registral de la Mención relativa al Sexo de las Personas, supusieron grandes avances normativos en la consecución de la igualdad legal y la eliminación de ciertas parcelas de discriminación por razón de la orientación o identidad sexual. Pero existen déficits y desequilibrios, ya que no se protege de la misma manera ni en todos los casos, según el tipo de discriminación. Lo que hace la Ley es extender la protección frente a la discriminación por cualquier motivo y en todos los ámbitos.”

“[La ley] toma como referencia el artículo 14 de la Constitución, junto a los seis motivos de discriminación recogidos en la normativa comunitaria (sexo, origen racial o étnico, discapacidad, edad, religión o creencias y orientación sexual), incorpora expresamente tres nuevos motivos, enfermedad, identidad sexual y lengua.”

Una ley para regular la vida pública y también la vida privada

“la Ley regula derechos y obligaciones de las personas, físicas o jurídicas, públicas o privadas, establece principios de actuación de los poderes públicos y prevé medidas destinadas a prevenir, eliminar y corregir toda forma de discriminación en los sectores público y privado.”

El fin de la libertad de los padres en el ámbito educativo

Artículo 16.2 “En ningún caso los centros educativos que excluyan del ingreso en los mismos a grupos o personas individuales por razón de alguna de las causas establecidas en esta Ley, podrán acogerse a cualquier forma de financiación pública.”

Controlar la libertad de opinión

“La Ley prevé su aplicación en todos los ámbitos de la vida política, económica, cultural y social y singularmente en el empleo, el trabajo, la educación, la salud y los servicios sociales, el acceso a bienes y servicios, incluida la vivienda, la participación social o política y los medios de comunicación”.

Artículo 22.1 “Todos los medios de comunicación social respetarán el derecho a la igualdad de trato, evitando toda forma de discriminación en el tratamiento de la información, en sus contenidos y su programación.”

22.3 “Se considera publicidad ilícita la comunicación publicitaria comercial o institucional que contenga elementos de discriminación por razón de las causas previstas en esta Ley” (entre otras, por razón de “edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, enfermedad”).

Artículo 23 “Son nulos de pleno derecho las disposiciones, actos o cláusulas de los negocios jurídicos que constituyan, causen o puedan causar discriminación por razón de alguno de los motivos previstos en el apartado primero del artículo dos de esta Ley.” (Se refiere, entre otros, a “edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, enfermedad”).

Igualdad por obligación, no importa el sexo o las condiciones físicas

Artículo 2.1 “Nadie podrá ser discriminado por razón de nacimiento, origen racial o étnico, sexo, religión, convicción u opinión, edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, enfermedad, lengua o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.”

La discriminación lingüística se puede seguir aplicando

Artículo 2.4 “La prohibición de discriminación por lengua excluye cualquier diferencia de trato por el uso del castellano en todo el territorio nacional así como por el uso de las distintas lenguas cooficiales en sus respectivos territorios y en aquellos otros ámbitos previstos en las leyes.”

Define y penaliza nuevos tipos de discriminación

Artículo 5.2 “La discriminación indirecta se produce cuando una disposición, criterio o práctica aparentemente neutros ocasiona o puede ocasionar a una o varias personas una desventaja particular con respecto a otras.”

Artículo 6.2 “La discriminación por error es aquella que se funda en una apreciación incorrecta acerca de las características de la persona discriminada.”

No aplicar discriminación positiva será delito

Artículo 4.1 “Se consideran vulneraciones de este derecho la discriminación, directa o indirecta, por asociación y por error, la múltiple, el acoso, la inducción, orden o instrucción de discriminar, las represalias o el incumplimiento de las medidas de acción positiva derivadas de obligaciones normativas o convencionales.

Artículo 11 “Se consideran acciones positivas las diferencias de trato orientadas a prevenir, eliminar y, en su caso, compensar.”

Desde multas a prisión

Artículo 24.2 “El incumplimiento de las obligaciones previstas en el apartado anterior dará lugar a responsabilidades administrativas, así como, en su caso, penales, y a las civiles por los daños y perjuicios que puedan derivarse.”

Artículo 25.1 “La persona que cause discriminación por alguno de los motivos previstos en el apartado primero del artículo dos de esta Ley responderá del daño causado. Acreditada la discriminación se presumirá la existencia de daño moral.”

Presunción de culpabilidad

Artículo 28.1 “De acuerdo con lo previsto en las leyes procesales y reguladoras de los procedimientos administrativos, cuando la parte actora o el interesado alegue discriminación y aporte un principio de prueba sobre su existencia, corresponderá a la parte demandada o a quien se impute la situación discriminatoria la aportación de una justificación objetiva y razonable, suficientemente acreditada, de las medidas adoptadas y de su proporcionalidad.”

Una Fiscalía especial

Artículo 30.1 “Para promover y coordinar las actuaciones penales que sancionen comportamientos discriminatorios, el Fiscal General del Estado designará un Fiscal de Sala delegado para la tutela de la igualdad de trato y la no discriminación.”

Las sanciones

Las multas irán “desde un mínimo de 150 euros hasta un máximo de 500.000 euros”.

Además habrá castigos suplementarios: “El cierre del establecimiento en que se haya producido la discriminación o el cese en la actividad económica o profesional desarrollada por la persona infractora.”

La Ley prevé además la creación de nuevos organismos burocráticos: una Estrategia Estatal para la Igualdad de Trato y la No Discriminación, de subvenciones; una Autoridad para la Igualdad de Trato y la No Discriminación; un Estatuto de la Autoridad para la Igualdad de Trato y la No Discriminación; privilegios a la hora de contratar con la Administración; puesta en marcha de procesos de formación para funcionarios, etc.