¿Muerte digna o eutanasia encubierta?

¿Muerte digna o eutanasia encubierta?

Derecho a Vivir teme que el impulso a una "ley de muerte digna totalmente innecesaria" pueda esconder "la entrada de la eutanasia en España, por la puerta de atrás".

REDACCIÓN HO.- Ante el anuncio realizado por el Gobierno este viernes, relativo al tratamiento a pacientes en fase terminal, la portavoz de Derecho a Vivir, la doctora Gádor Joya, ha señalado que es “absolutamente innecesaria una ley para morir dignamente en España” puesto que la propia praxis médica así lo establece y son los miembros del personal sanitario quienes están cuidando hasta los últimos momentos de la vida a los pacientes.

Pese a que el propio vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba ha subrayado en su comparecencia tras el Consejo de Ministros que “no es una ley de eutanasia”, Derecho a Vivir teme que “se intente con esta ley forzar a los médicos a realizar prácticas contrarias a la atención digna a los pacientes y se les obligue a acelerar su muerte. Porque eso sólo tiene un nombre: eutanasia”.  Estos temores están fundados tanto en el discurso mantenido por los socialistas a lo largo de los últimos años como por el desarrollo de la ley andaluza relativa a esta materia. “Quieren colar la eutanasia por la puerta de atrás”, subraya Joya.

“Aún más –señala Joya- creemos que esta regulación puede llevar a que el criterio del paciente esté por encima de la propia praxis médica y el profesional se vea en la obligación de acabar con la vida a petición”.

Derecho a Vivir entiende que “la única manera de proporcionar una muerte digna a un paciente es poner en juego todos los elementos necesarios para que viva de manera digna hasta el final, nunca provocando el último momento”. Por ello, explica su portavoz, “instamos al Ejecutivo a que dé soporte real a medidas existentes como la Ley de Dependencia o los servicios de cuidados paliativos”, señala Gádor Joya.

Al igual que en el caso del aborto, el Gobierno ha decidido que la manera de afrontar determinadas circunstancias sólo pasa por matar a un ser humano. En este caso un paciente generalmente adulto. En el del aborto, un ser humano por nacer.

Hace apenas unas horas, la doctora Gádor Joya, en un  vídeo que ya puede verse en You Tube y que acompaña a este texto, auguraba, en un certero análisis que “lo siguiente que Zapatero y los suyos nos digan, sea que hay que acabar por piedad con aquellos que ya no producen y que sólo gastan”. Pues ya está aquí.