Miles de personas participan en la Misa que el Gobierno intentó prohibir

Miles de personas participan en la Misa que el Gobierno intentó prohibir

Con una respuesta ciudadana masiva, la ceremonia, que ofició en el exterior de la Basílica pontificia del Valle de los Caídos, tuvo que retrasar su comienzo una hora.

REDACCIÓN HO.- A pesar de las pésimas condiciones meteorológicas y de los obstáculos y trabas del Gobierno Zapatero, miles de personas han colapsado esta mañana todas las carreteras de acceso al Valle de los Caídos para participar en una multitudinaria Misa de campaña en la explanada de la Basílica pontificia.

Cuatro kilómetros de retenciones se han registrado este domingo en los accesos a la Basílica pontificia. La aglomeración ha sido tal que la comunidad benedictina ha tenido que retrasar una hora el comienzo de la Misa para permitir la llegada de los miles de fieles.

Quienes querían llegar al Valle han tenido que dejar sus coches aparcados en las cunetas a lo largo de la carretera desde 10 kilómetros antes del acceso al recinto.

El Gobierno socialista, a través de Patrimonio Nacional, el organismo que está actuando en este asunto a modo de comisario político del proyecto socialista, ha tenido que permitir el paso de vehículos al recinto ante la magnitud de la respuesta ciudadana.

40.000 mensajes a Zapatero

En apenas cinco días, casi 40.000 ciudadanos han enviado su protesta a Zapatero a través de la alerta de HazgteOir.org, exigiendo al Gobierno socialista que respete la libertad de culto.

No obstante, Zapatero sigue amenazando el Valle y poniendo trabas a la libertad de culto, recogida en nuestra Constitución. La promesa del Gobierno de reabrir la Basílica pontificia el mes próximo, coincidiendo con la Navidad, es tan solo de momento una más de las muchas promesas del Gobierno, que hasta la fecha no ha cumplido ni uno de los compromisos que había adquirido sobre el Valle de los Caídos.

Por ello, la alerta dirigida al presidente del Gobierno reclamando que respeta la libertad de conciencia y de culto de los ciudadanos sigue abierta.

El Gobierno, obligado a rectificar

La reacción ciudadana de este domingo ha obligado al Gobierno a dar un paso atrás en su intención de clausurar  el complejo monumental y litúrgico del Valle de Los Caídos.

Un sindicato de funcionarios, Manos Limpias, la Asociación en Defensa del Valle de los Caídos y varios particulares han presentado denuncias en los juzgados de San Lorenzo del Escorial en los últimos días.

La decisión de clausurar la Basílica pontificia, ejecutada por Patrimonio Nacional, organismo dependiente del vicepresidente primero Alfredo Pérez Rubalcaba, podría incurrir en, al menos, un delito contra la libertad de conciencia y otro de prevaricación.

Los hechos

El pasado 3 de noviembre, la Guardia Civil prohibió el acceso a la basílica, donde se iba a celebrar la tradicional Misa de Difuntos por los caídos de los dos bandos en la Guerra Civil.

Desde ese día, el culto religioso en la basílica está prohibido y los parroquianos, más de 200, tienen que escuchar misa en un pinar junto al muro de acceso al complejo del Valle de Los Caídos, a la intemperie, soportando las bajas temperaturas de la Sierra madrileña.

El pasado domingo 7 de noviembre se celebró así el Oficio litúrgico semanal, con la participación de casi 300 fieles, la Escolanía al completo y trece monjes.

El propósito de los monjes benedictinos es seguir celebrando los oficios, aunque sea al cielorraso. 

Según ha informado HazteOir.org, el monje que celebró la Eucaristía del pasado domingo, dijo a los parroquianos:

“Os quiero agradecer vuestra presencia, vuestra oración por los monjes y sobre todo esta participación tan escrupulosa, tan silenciosa y tan llena de fe. Hasta que no sea posible la celebración de la Santa Misa en la Basílica con la asistencia de todos los que quieran participar, seguiremos teniendo aquí la Eucaristía, todos los domingos. Vamos juntos a pedir al Señor que el Valle de los Caídos continúe siendo el lugar de culto que todos deseamos y que la Basílica encomendada a esta comunidad benedictina siga siendo un lugar de oración, un lugar de encuentro de cristianos en el que se eleva a Dios, diariamente, la oración por todos, por todas las necesidades de la Iglesia y de España en particular”.

La denuncia penal

El Gobierno podría haber incurrido en un delito contra la libertad de culto, tipificado en el Código Penal.

Así lo entiende el sindicato independiente Manos Limpias, presente en el sector de la Administración Pública, que ha presentado este mismo martes 9 de noviembre, en un juzgado de San Lorenzo del Escorial, una denuncia por atentado contra la libertad de conciencia, contra el derecho a la libre circulación y por prevaricación, entre otros delitos. 

Deberán responder los responsables políticos de Patrimonio Nacional y, en última instancia, el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, del que depende este organismo del Estado.

Tu acción

Tú puedes ayudar a los monjes y a los parroquianos de la basílica del Valle de Los Caídos a volver a asistir a los oficios en el interior del templo, como han hecho siempre, hasta que el Gobierno de Rodríguez Zapatero emprendió el desmantelamiento y el cierre del complejo monumental por razones exclusivamente sectarias.

Ayúdanos a enviar miles de mensajes de protesta al vicepresidente Rubalcaba por esta decisión.

Es sólo la primera acción de una serie de iniciativas que HazteOir.org emprenderá para denunciar en Europa este caso de abuso sectario y de persecución religiosa en pleno siglo XXI.

Recursos informativos: