Sí al cheque escolar, sí a la calidad en libertad

Sí al cheque escolar, sí a la calidad en libertad

El cheque escolar ha entrado en la campaña de las Elecciones Catalanas del próximo 28-N. Pide a los partidos que lo incluyan en sus programas.

REDACCIÓN HO.- La implantación del cheque escolar es una medida a favor de la libertad de educación y la calidad de la enseñanza. 

El cheque escolar:

  • Favorece la libertad de elección de centro, que deja de ser exclusiva de las clases más adineradas y se amplía a todo el espectro social.
  • Incrementa la implicación de los padres en la educación de los hijos, al exigirles una mayor participación en todo lo referente a su escolarización.
  • Favorece, por último, la libertad de creación de centros con idearios educativos diferentes, dando lugar a una verdadera oferta educativa plura. 

El candidato de CiU, Artur Mas, ha introducido el cheque escolar en la campaña hacia las Elecciones Autonómicas en Cataluña del próximo 28 de noviembre. 

CiU se ha comprometido a implantar el cheque escolar en Cataluña, si gana las elecciones, pero tan solo en el tramo de 0 a 3 años.

Es una buena oportunidad de mover al resto de partidos a apostar por esta medida de libertad y calidad en la educación.

El PP ya prometió el cheque escolar en las anteriores elecciones catalanas, en 2007. Aquí tienes el compromiso recogido en su anterior programa electoral para Cataluña (leer página 96 de este documento).

Sin embargo, la candidata del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, no ha confirmado en esta campaña de 2011 si mantiene el compromiso de implantar el cheque escolar en Cataluña.

Pide al PP, PSC, Ciudadanos, ERC e ICV que incluyan en sus programas el establecimiento del cheque escolar para que los padres puedan elegir el mejor centro para la educación de sus hijos.

Tu petición llegará a los candidatos de los partidos con representación en el Parlamento de Cataluña.

::

¿Qué es el Cheque Escolar?

El cheque escolar es un sistema de financiación de la educación por el cual el Estado atribuye a las familias una cantidad de dinero por cada hijo en edad escolar. De este modo el Estado financia la educación de sus ciudadanos; sin embargo en vez de financiar a los centros educativos financia a los educandos, que son los verdaderos sujetos del derecho a la educación. La cantidad atribuida a las familias estaría en relación con el coste medio del puesto escolar.

El Cheque Escolar ampliaría el derecho de elección de centro a todos los padres, especialmente a los de rentas medias y bajas. Puedes consultar el informe realizado por ChequeEscolar.org sobre Cheque Escolar. La financiación de la enseñanza en un régimen de libertades. 

¿Por qué el Cheque Escolar?

La implantación del Cheque Escolar fomentaría la competencia entre los centros educativos, lo que redundaria, sin duda, en una mejor calidad de la enseñanza. No sólo tendríamos garantizada la libertad de elección de centro escolar, sino la libertad de creación de centros con idearios educativos diferentes, favoreciendo una oferta educativa plural.

El Estado tiene la obligación de garantizar el derecho de las familias a la educación de sus hijos, pero no debe impedir a los padres tener un papel activo y una mayor implicación en la educación de sus hijos. El Cheque Escolar cumple con esta doble premisa.

Por otra parte, el Cheque Escolar tiene un claro componente social, ya que elimina las barreras económicas que en muchos casos impiden a las familias elegir la educación que desearían para sus hijos. En este sentido, el Cheque escolar está en perfecta consonancia con el art.27 de la Constitución en el que se nos reconoce el derecho de TODOS los españoles a la educación y libertad de enseñanza. El Cheque Escolar haría realidad este deseo del constituyente.

Recursos de información

Visita la página www.chequeescolar.org

Decálogo a favor del Cheque Escolar

1.Por una educación para todos en libertad. La Constitución reconoce y ampara por igual el derecho de todos a la educación, la libertad de elección y de creación de centros educativos. El sistema educativo español no garantiza estos derechos constitucionales. Sí al cheque escolar.

2.Por una educación de calidad para todos. Los poderes públicos, ante la función social de la educación, deben garantizar el acceso de todos a la educación y asegurar que ésta sea de calidad. Sí al cheque escolar.

3.Por un sistema educativo plural. No corresponde directamente al Estado la prestación del servicio de la educación, sino garantizar la existencia de una oferta educativa plural y accesible a todos los españoles. El sistema educativo actual establece, en la práctica, un mapa escolar de ideario único. Sí al cheque escolar.

4.Para que haya libertad de elección. Los padres son los responsables de la educación de sus hijos y, por tanto, les corresponde elegir la educación que quieren para ellos. Nuestro sistema escolar vigente usurpa a los padres esta responsabilidad y les priva de esta libertad. Sí al cheque escolar.

5.Contra las discriminaciones económicas o sociales. El cheque escolar devuelve a los padres su libertad de elección al eliminar las discriminaciones por razones económicas, sociales o burocráticas que en el sistema actual impiden el acceso en igualdad de condiciones a cualquier centro escolar, sea de iniciativa social o estatal. Sí al cheque escolar.

6.A favor de todas las inciativas educativas (gubernamentales o sociales). El cheque escolar trata por igual a la educación gubernamental y a la de iniciativa privada, fomentando una sana competencia que favorece un aumento de la calidad y una gestión más eficiente de los centros escolares, todo ello en beneficio de la sociedad española. Sí al cheque escolar.

7.Por la igualdad en la excelencia. El cheque escolar fomenta la excelencia y la calidad, busca la igualdad en lo que funciona, frente a la igualdad de mínimos del sistema actual, como demuestran recientes estudios sobre el nivel de la educación española, que nos sitúan a la cola de los países de nuestro entorno. Sí al cheque escolar.

8.Ante el fracaso del Estado como educador. El intervencionismo estatal vigente nos ha llevado a una situación límite de fracaso escolar, violencia en las aulas y estrés del profesorado. El Cheque Escolar ha demostrado su eficacia como solución a estos problemas. Sí al cheque escolar.

9.Para que decidan los padres. En una sociedad moderna, democrática y avanzada no es propio que el Estado se entrometa en la decisiones propias de las familias; el Cheque Escolar devuelve a las familias el poder de decisión que les corresponde. Sí al cheque escolar.

10.Frente al adoctrinamiento por el Estado. El Cheque escolar, al garantizar una oferta de idearios educativos tan plural como la sociedad en la que se implanta, vacuna a los menores frente a los intentos de adoctrinamiento del Gobierno de turno. Sí al cheque escolar.

Argumentos en CONTRA del Cheque Escolar

  • Cheque Escolar. ¿Por qué dicen que no?

El Estado garantiza una enseñanza pública estándar frente a una excesiva diversificación de la llamada enseñanza privada. No es competencia del Estado valorar cuál debe  ser el grado de diversidad del sistema educativo. Son los padres, y en su caso los alumnos, quienes al ejercer su libertad decidirán cuál es el grado de diversidad que desean. La misión del Estado se limita a garantizar una oferta suficientemente plural para cubrir la diversidad demandada. Normalmente, ello requerirá que el Estado garantice no sólo la diversidad de oferta educativa en el ámbito de la enseñanza de iniciativa social, sino también en el campo de la enseñanza estatal. Hay que romper el esquematismo de enseñanza pública-enseñanza privada, creando centros educativos públicos que oferten una progra mación educativa que satisfaga las demandas de la ciudadanía que, en el uso de la libertad de elección de centro y por las razones que sean, opte por educar a sus hijos en centros públicos.

  • El cheque escolar atentaría contra la neutralidad religiosa exigible al Estado, porque favorecería la asistencia a colegios religiosos.

Al utilizar sus cheques escolares, no es el Estado sino los ciudadanos libres quienes libremente deciden a quiénes quieren favorecer. El Estado es aconfesional (no laico), pero los ciudadanos no tienen ninguna obligación de serlo. Además, los colegios elegidos pueden ser católicos, pero también de otras confesiones religiosas o filosóficas. Laicidad significa tolerancia y respeto a la pluralidad de las opiniones, y un Estado definido aconfesional no debe oponerse a las convicciones personales ni manipular el sistema educativo. El Estado debe defender de forma efectiva la diversidad de la oferta pedagógica, la autonomía de los centros escolares, y el derecho de los padres a elegir la educación para sus hijos. El cheque escolar, y no el concierto de instituciones, es el mejor apoyo a la educación en libertad, porque permite la elección a todos por igual. Si el Estado rechaza este derecho, es porque busca impedir el alumnado en los centros religiosos.

  • No se debe financiar con fondos públicos la enseñanza de iniciativa social. Y si es así, entonces el Estado es quien debe decidir y elegir el centro donde debe estudiar un alumno

No es el Estado quien financia el sistema educativo, sino los ciudadanos en su calidad de contribuyentes. El Estado es un mero administrador del dinero ajeno, y por ello debe garantizar el derecho de la educación, así como el de la libertad de elección por parte de los padres, únicos responsables de la educación de los hijos. Con el cheque escolar, los ciudadanos pueden decidir cómo gastarse sus impuestos, y sus representantes deben respetar esa decisión libre. El Estado debe garantizar el derecho a la enseñanza en libertad, y la gratuidad real de la enseñanza, tal y como está recogido en nuestra legislación. La política de conciertos se está convirtiendo en un instrumento para cerrar centros educativos por medio del ahogo económico, cosa que no ocurriría con el cheque escolar. Además, los colegios que cierran son aquellos a los que tendrían acceso las capas más desfavorecidas, por lo que se incrementaría la desigualdad de oportunidades que el Estado debe erradicar.

  • El cheque escolar incrementaría el gasto presupuestario en enseñanza

A medio plazo, el gasto público disminuiría porque aumentaría la eficiencia del gasto educativo. A corto plazo, es posible que hubiese que incrementar el presupuesto, pero ello se debería exclusivamente a que el Estado tendría que cumplir su deber de asegurar la gratuidad de la enseñanza a todos los niveles, algo que ahora no hace. De modo que ese aumento de presupuesto a corto plazo no se debería a la introducción del cheque escolar, sino a que se pondría remedio a una injusticia. Estudios sobre la financiación del sistema educativo revelan que los conciertos actuales y las subvenciones a la escuela pública le resultan muy baratos al Estado. Teniendo en cuenta que en las aulas de titularidad social está escolarizado un tercio del alumnado total, resulta que con el 15% del presupuesto público se escolariza al 33% del alumnado no universitario, y el 67% restante (aulas estatales) se beneficia del resto del presupuesto. La desproporción entre la financiación de una y otra enseñanza es evidente.

  • La educación de la enseñanza estatal es mejor que la ofertada por los centros de iniciativa social, y es donde el Estado debe seguir haciendo el esfuerzo

Si eso es cierto, los padres elegirán mayoritariamente la escuela pública y canalizarán la mayoría de los recursos de los cheques en la dirección propuesta. Sin embargo, el número de alumnos que pasan desde la escuela de titularidad estatal a la enseñanza de titularidad privada y a la concertada al comenzar la ESO, demuestra que los padres están haciendo una elección distinta de la que se sugiere, y por lo tanto el Estado debe respetar la decisión de los ciudadanos.

  • El cheque escolar es una medida de la derecha para consolidar privilegios

El cheque escolar es verdaderamente social y progresista, porque en realidad se subvenciona al educando, que es la persona con el derecho y la obligación de educarse, no a las instituciones. De ese modo, la financiación no es un instrumento para mantener instituciones y hacer política con ellas, sino un instrumento al servicio del individuo y de su for mación. Por eso los gobiernos de izquierdas de países tan avanzados como Suecia lo han mantenido cuando han vuelto al poder.

  • No es necesario buscar la eficiencia y la calidad en el sistema educativo porque ya es bueno

Los resultados del Informe Pisa revelan que el nivel del sistema educativo español está muy lejos del de otros países de nuestro entorno. Es necesario mejorar la calidad para que nuestros hijos estén en igualdad de oportunidades con el resto de jóvenes euopeos.

  • Busca relegar la enseñanza estatal a un plano secundario o subsidiario

No es así, ya que el cheque escolar sería aplicable a la escuela pública. No busca eliminar la escuela pública sino favorecer su mejora de calidad y eficiencia. Se busca primar la calidad, la igualdad y la libertad, no el subsidio.

El Cheque Escolar se basa en que lo padres fundamentan su elección en la calidad del colegio, y los motivos para elegir el colegio son muy variados: la religión, la posición social del alumnado, la raza del alumnado?

Lo bueno del Cheque Escolar es que permite elegir colegio, que otorga al centro libertad de gestión y eso es bueno, es decir que favorece la libertad. No se pueden poner cotos a la libertad de elección simplemente por posibles o supuestas implicaciones sociales. En este caso debe primar la posibilidad de ejercer la libertad de educación sobre hipotéticos efectos colaterales que pudiera provocar.

El sistema educativo es un sistema especial con una oferta muy rígida; si aplicamos el cheque escolar todos querrán ir a los mejores colegios y éstos no podrán aceptar a todos con lo que se plantea el problema de la insatisfacción de muchos padres.

La oferta rígida es real a corto plazo, pero lo lógico es que si hay demanda de un determinado tipo de colegios se vayan creando nuevos colegios. Por otra parte es bueno que sea la demanda (las familias) las que dirijan o dibujen el mapa escolar, el tipo de oferta educativa. Lo ilógico es que sea el Estado el que la fije y además sea única.

Para poder comentar esta noticia debes estar registrado en la comunidad HO o haber iniciado sesión.
A ver si entre todos lo conseguimos
no es convincente esta propuesta, porque al ser limitado el importe del cheque escolar, hay muchos colegios privados a los que no se podrá acudir, pues habrá una gran diferencia entre el pago y el importe entregado por el Estado. Por otra parte, se juega en estos argumentos muy confusamente con los conceptos de Estado, Administración Educativa, Gobierno... no se cumplen, pues las pretensiones alegadas. Lo mejor es una política amplia y fundamentada de becas, que igualmente se pagan con el dinero de los contribuyentes. daniel
Si se hicieran facturas sombra en las plazas del Estado se sabría que el importe es muchísimo más elevado que el de una plaza de concertada. Quizá nos lleváramos la sorpresa de que fuera similar a las privadas con ciertas actividades extraescolares que las hacen caras.
Mac, porfa, explica un poco lo que es una factura sombra, porque dices una cosa interesante.
Lo de la factura sombra se ha hecho -y se quiere extender- en la Seguridad social, no sé si con mala idem, para mostrar al usuario que el servicio no solos no es gratuito (bueno, no es gratuito, porque ya lo paga, pero nos entendemos) sino muy caro y así le muestran una "factura" de lo que hubiera tenido que pagar si le hubiesen cobrado directamente. del mismo modo, pienso que si en educación se entregara periódicamente una factura que no se va abonar, pero que le indica el coste de la plaza escolar a la familia se podría comparar cuánto cuesta la plaza institucional y cuánto la concertada o la privada. Estoy muy convencida de que habría grandes sorpresas. Nos enteraríamos por fin de que una plaza mal llamada pública -las únicas no públicas son las de la enseñanza doméstica- cuesta al contribuyente casi el doble que una concertada. Así con una factura sombra podría decir que le dieran el ticket equivalente y con él pagaba lo que fuese en donde mejor le pareciera, que no es gratis, que ya lo pagó como contribuyente. Y los centros a competir, que hay institucionales muy buenos y mal reconocidos y lo mismo de iniciativa social.
Me parece una muy buena idea y además, es exigible. Creo que al Ministro de lo Que Tampoco Hay (Educación), le podría interesar que viéramos los padres lo que el Gobierno gasta en esta educación. Pero entiendo que los que nos echáramos las manos a la cabeza y lleváramos a los hijos a un colegio privado, deberían pagarnos la diferencia. Al fin y al dcabo, les estamos ahorrando un buen dinero.
sicvosnonvobis, ni te cuento lo que ahorran al erario los que practican la educación doméstica y encima de no gastar son perseguidos. En el fondo hay miedo a la libertad y están dispuestos a gastar lo que sea con tal de tener las riendas de una posible adoctrinación masiva. En una época en que en España no se manejaban tantos dineros, léase antes de los setenta, sí había un reconocimiento implícito -al menos no perseguido- a la iniciativa social y privada que permitía que existiese la escuela para gratuita -aunque no del todo- para todos.
Mac. Hay miedo a la libertad y a otra cosa que para ellos es peor, la comparación. La escuela pública ha llegado al mínimo minimorum en educación, tanto en valores como en contenidos docentes. En muchos aspectos, la labor que se hace en estas escuelas es contraeducativa y destructiva. Salen los alumnos peor que cuando entran, incapaces del esfuerzo más insignificante y poco menos que analfabetos funcionales. La posibilidad de que se pueda establecer comparación entre la pública y la privada es algo que les pone los pelos de punta, ya que los españoles podemos ver en este hecho hasta qué punto de degradación nos están llevando. No va a ser este el primer aspecto en que el PSOE mina como puede una iniciativa privada por este problema, lo vemos muy a menudo en el campo empresarial e industrial.

HazteOir.org

es una comunidad de ciudadanos activos que busca promover la participación de los ciudadanos en la política

EL MOVIMIENTO HO LO FORMAN

456.022

ciudadanos activos

2.093.288