Guía paso a paso para Crear una Petición

Guía paso a paso para crear una petición
 
Aquí tienes una guía paso a paso para crear tu petición. Si ya tienes claro cómo hacerla y cómo conseguir que sea un éxito, puedes saltarte estas recomendaciones iniciando directamente tu petición aquí: Crea una Petición.
 
Si es la primera vez que creas una petición o quieres asegurarte de que lo haces de la manera más eficaz posible, quizá quieras dedicar unos minutos a leer esto.
 
Recuerda que crear una petición es solo el primer paso de tres fundamentales para que una petición tenga el éxito (resultado) que buscas. 
  1. Crea tu petición
  2. Difunde tu petición
  3. Actúa (para reforzar o acelerar el resultado de tu petición)

 

Crea tu petición
 
Para hacerlo tienes que rellenar el formulario de Crea una Petición, pero, antes de eso, te sugerimos que previamente tengas en cuenta:
 
2 pasos (previos) antes de Crear una Petición
 
1er paso: Define tu objetivo
Respóndete a esto. Si lo pones por escrito te ayudará... 
    • ¿Qué quiero conseguir (cambiar)? ¿Es algo posible?
      Esta es tu petición
    • ¿Quién puede conseguirlo (cambiar lo que pido)?
      Esa persona es el destinatario de tu petición
    • ¿A quién le importa?
      Cuenta una historia interesante... El asunto que te mueve a crear tu petición te importa, claro, pero ¿le importará a más gente? ¿Lo suficiente como para que apoyen o incluso difundan tu petición? 
      Redacta un texto (explicándole a todo el mundo tu petición y por qué es importante ésta) y tenlo preparado para cuando empieces a rellenar el formulario (crear la petición)
 
2do paso: Reúne y prepara la información
Antes de iniciar (crear) tu petición, debes tener preparada alguna información. Si la pones por escrito (o la tienes a mano) luego te resultará más fácil iniciar tu petición. 
    • Destinatario ¿Tengo el correo del destinatario de mi petición?
      Esto contribuye al éxito de tu petición
    • Datos ¿Tengo suficientes datos e información sobre: el asunto, el destinatario?
      Esto dará consistencia y rigor a tu petición. Ten en cuenta que tú conoces el problema pero quizá otros no.
    • Mensaje para el destinatario. Ya tienes claro qué quieres pedirle que resuelva... ¿Tienes claro cómo?
      Redacta un texto breve dirigido al destinatario de tu petición en el que se describa con claridad el asunto sobre el que trata tu petición y qué es exactamente lo que le pides que haga al destinatario de la misma. Sé breve y descriptivo.
 
Con esos dos pasos previos resueltos, ya puedes, empezar a crear tu petición.
 
Crea una Petición. 

Rellena el formulario Crea una Petición. Hazlo respondiéndote a estas preguntas. Ten en cuenta lo que has previsto en los pasos previos
    • Nombre
      ¿A quién va dirigida esta petición?
    • Destinatario
      Una persona con capacidad de decidir... 
    • ¿Qué es lo que pides? | Título de la petición
      Es lo primero que la gente va a leer. Sé preciso, concreto y, a la vez, suficientemente claro y descriptivo. Si puedes, no uses más de 100 caracteres.
    • ¿Por qué es importante esto?
      Recuerda que buscas apoyos, sin los cuales tu petición no conseguirá aquello que pides. Cuenta brevemente (a los que quieres que te apoyen) por qué te importa ese asunto y por qué debe importarles a ellos. Ponle corazón y emoción. 
Repásalo todo bien... y  pulsa el botón
 
 
una vez pinchas sobre el botón Crear mi petición, debes rellenar el formulario con tus datos personales: Nombre, Apellidos, Correo electrónico (tu email) y Contraseña. Si ya eres miembro de la Web de HazteOir.org, basta con que introduzcas tu nombre de usuario (dirección de correo electrónico) y tu contraseña. 

¡enhorabuena, habrás creado tu petición!
Tu petición está lista
 
Ahora ¡fírmala y compártela! (ver la Guía paso a paso para difundir una petición)

 
 
Define tu objetivo, ampliación.

Tu objetivo es que un destinatario actúe y atienda tu petición.
 
La petición tiene que ser posible y el destinatario el adecuado (una persona con capacidad para tomar decisiones sobre lo que pides). 
 
Tu objetivo no es quejarte, ni ridiculizar a esa persona o institución, ni siquiera ponerlos en evidencia o una situación incómoda o hacerles reproches de algún tipo. Crea una Petición no es para eso.
 
Tu objetivo es conseguir cambiar (o impulsar) algo con tu petición. Ser eficaz.
 
¿Qué quiero conseguir? ¿Qué pido? Pide algo que sea posible, alcanzable.
 
Tu petición  tiene que centrarse en un objetivo posible: la situación que quieres cambiar, aquello que quieres apoyar, se puede cambiar, se puede conseguir.
 
No puedes (tú, con tu petición) acabar con las guerras, o con el hambre en el mundo, o con la enfermedad, o con el aborto, o los ataques a la libertad religiosa o la familia natural, desgraciadamente ni tú ni nadie puede hacer eso.
 
Pero sí puedes proponer actuaciones o iniciativas concretas que mejoren esas situaciones.
 
Puedes pedir (y conseguir) que el presidente de tu Comunidad Autónoma deje de financiar a los abortorios de tu comunidad; puedes pedir (y conseguir) que, en tu ciudad se retire una exposición ofensiva para los sentimientos religiosos; puedes pedir (y conseguir) que se proporcionen ayudas (concretas) para la Asociacion de Apoyo a Madres de tu ciudad...
 
Puedes pedir (y conseguir), muchísimas cosas posibles y concretas.
 
¿A quién se lo pido? ¿quién puede atender mi petición? Elige el destinatario adecuado
 
El destinatario (una persona) al que diriges tu petición tiene que ser la persona que puede conseguir ese cambio (tiene la capacidad, el poder, las herramientas, para hacerlo) o, al menos, debe poder influir claramente en el decisor final.
 
No sirve de nada que pidas algo concreto y posible, si no se lo pides a quien puede hacerlo, al destinatario adecuado. Siguiendo con alguno de los ejemplos anteriores...
 
El presidente del Gobierno no va a preocuparse si en tu localidad le han retirado las ayudas a la Asociación de Apoyo a Madres. No está eso en su agenda.
 
El alcalde, o la persona al frente de la institución local que haya podido tomar esa (mala) decisión, sí puede cambiarla. 
 
Consejo: Dirige tu petición a una persona concreta, con nombres y apellidos. Puede que quieras que una empresa, o una institución o un gobierno haga o cambie algo; pero, al final, al frente de las empresas, instituciones y gobiernos, hay personas que son las que tienen, en cada caso, la capacidad de decisión. Personas de carne y hueso. Con nombres y apellidos. Así, no dirijas tu petición al presidente del Gobierno, dirígela mejor a D. Mariano Rajoy Brey. No la dirijas al Presidente de tal o cual compañía o institución, sino a D. Fulano de tal... (su nombre, sus apellidos). El destinatario se sentirá mucho más interpelado.
 
¿Esta petición le importa o interesa a alguien más? y ¿qué puedo hacer para que le importe?
 
La petición por sí misma tiene que importarle a más gente... si no, no funcionará. Si tu petición es que se amplíe el horario de uso de la piscina de tu urbanización, probablemente tendrá escaso recorrido...
 
Pero es que aunque el tema sea importante por sí mismo, tienes que asegurarte de que le importa a otros. 
 
En el apartado del formulario Crea una Petición: ¿Por qué es importante esto? 
 
Piensa que el que tú conozcas el asunto (que origina tu petición) y estés muy interesado en su solución eso no implica, necesariamente, que los demás lo conozcan y estén interesados igualmente.
 
Cuenta la historia de que se trate poniéndole corazón... redacta con naturalidad y sencillez, como el que le cuenta algo (importante) a un amigo del que solicita una ayuda. Señala claramente las ventajas de impulsar lo que pides o el perjuicio y daños producidos si no se evita o cambia algo...
 
Urgencia. Generalmente los problemas que nos preocupan, las cosas que queremos cambiar, no tienen espera. Destaca la urgencia de apoyar y resolver el asunto sobre el que trata tu petición.
 
Sé breve. Utiliza frases cortas. Usa emociones y adjetivos aunque sin abusar de ellos. 
 
¿Por qué es importante que no se suprima una subvención a la Asociación de Apoyo a Madres?
 
Porque se quedarán sin dinero para comprar pañales y leche para sus hijos...
 
Porque las mujeres embarazadas sufrirán el terrible dolor de abortar al sentirse solas y sin apoyos a los que agarrarse... 
 
Reúne y prepara la información, ampliación.
 
Localiza el correo electrónico del destinatario de tu petición. Si la persona a la que te diriges no tiene un correo electrónico público conocido, o al que puedas acceder, seguro que dispone de un gabinete o una secretaría, o una figura equivalente, que sí tendrá una dirección de correo electrónico pública a la que te puedas dirigir. 
 
Y si no encuentras la dirección de email del destinatario de tu petición, recuerda que puedes descargarte el listado de firmantes para imprimirlo y entregarlo físicamente. 
 
Datos. Quieres pedir algo, contar una historia... reúne un número de datos (razonable) sobre la misma...
No es lo mismo decir en tu petición que si, por ejemplo, se retira una subvención a la Asociación de Apoyo a Madres, habrá menos madres atendidas que decir que si se retira esa subvención 400 madres se plantearán abortar al sentirse solas y sin apoyos...
 
Mensaje de la petición
(para acceder a este apartado del formulario, tendrás que pulsar la pestaña "Editar", que podrás ver una vez que hayas creado tu petición)
 
Este es el texto con el que te diriges tú, personalmente, al destinatario de tu petición, solicitándole que la atienda. Si lo preparas con cuidado, antes de iniciar (crear) tu petición, seguramente será más eficaz. 
 
Ese texto es el núcleo de tu petición. Todo lo demás en la petición son “complementos”.
 
Ser respetuoso es imprescindible, por supuesto y, además, le da fuerza y argumentos a tu petición. 
 
Este es un esquema posible para ese texto: 
    • Expón.  Ve directo al asunto... describiéndolo con claridad y objetividad y si es posible con datos
    • Pide. Concreta y detalla, con toda claridad, qué es lo que le pides que haga a esa persona (destinatario)
    • Destaca las ventajas. Explica por qué será bueno, para todos, que se atienda tu petición. Todos incluye al destinatario (porque demostrará sensibilidad social, porque habrá cumplido algo que prometió y eso le honrará como político; porque su empresa dejará claro que atiende a sus usuarios; etc.)
    • Destaca los inconvenientes. Si no se atiende tu petición...  será malo para todos, sigue el mismo planteamiento que en el punto anterior (ventajas) pero refiriéndote a los inconvenientes
    • Urgencia. Pon énfasis en lo urgente que es resolver tu petición. Si hay un problema, una necesidad, serán urgentes... Pídele al destinatario que actúe ya, incluso señala una fecha límite para ello.
    • Despídete. Amistosamente o, por lo menos, educadamente. Es lo correcto y además... ayuda.

Sé breve. Utiliza frases cortas. Usa emociones y adjetivos aunque sin abusar de ellos.
 
 
Crea una petición, ampliado.
 
Aquí tienes algunas recomendaciones complementarias que pueden ayudar a que tu petición sea más eficaz:
 
Nombre
El del destinatario de tu petición. Una persona. Como hemos dicho en esta guía, en distintos apartados, es mejor dirigirse a una persona en concreto, que a un cargo... aunque pueda ser útil mencionar el cargo de esa persona (porque puede haber gente que no lo conozca por su nombre).
 
El destinatario debe poder atender tu petición. Tiene que estar en su ámbito de responsabilidad (capacidad) darle la solución, promover el cambio que pides, a tu petición. Y tiene que estar en su agenda... Seguramente el presidente del Gobierno puede hacer lo que pides, pero más seguramente el tema de que se trate lo podrá resolver antes y mejor un ministro, o un diputado o alto cargo, que son los que directamente tienen asignada la responsabilidad sobre ese tema.
 
En el formulario, escribe directamente su nombre y, si lo ves oportuno, su cargo. No pongas “me dirijo a D. Alberto Ruíz Gallardón”; o “esto es para el ministro de Justicia”. 
 
Ejemplo: Sr. Gallardón, ministro de Justicia
 
¿Qué es lo que pides? | Título de la petición
Si puedes, usa menos de 100 caracteres.
 
A la hora de formular la petición (escribir el título), dirígete directamente al destinatario de tu petición.
 
Ejemplo:  Comparezca en el Congreso para decir cuándo va a derogar la ley del aborto
 
El ejemplo de título tiene menos de 100 caracteres, utiliza verbos de acción (comparezca) y explica con claridad qué pides...
 
¿Por qué es importante esto?
Ya debes tener el texto redactado. (Paso 1).  Ahora sólo tienes que copiarlo y pegarlo en el apartado correspondiente del formulario.
 
Y, si te han parecido oportunas, habrás hecho esa redacción siguiendo algunas de las sugerencias que te apuntábamos en el paso 1 (ampliado)¿Esta petición le importa o interesa a alguien más?
 
Recuerda que el que tú conozcas el asunto (que origina tu petición) y estés muy interesado en su solución, no implica, necesariamente, que eso sea así para los demás.
 
Recuerda igualmente estas otras sugerencias:
    • Cuéntales la historia a los demás (a los que quieres que la apoyen con su firma). 
    • Hazlo con brevedad, pero con claridad y con pasión. 
    • Pídeles expresamente (a los que puedan leer tu petición) que necesitas que la apoyen, que la firmen. 
    • Cuéntales por qué debe ser importante también para ellos. 
    • Pídeles que firmen tu petición ¡ahora! porque es un tema urgente que no admite demora.
    • Destaca las ventajas (para todos) si tu petición tiene éxito, es atendida por el destinatario.
    • Destaca las consecuencias negativas posibles si tu petición no tiene éxito, no es atendida por el destinatario. 
Tus datos personales
Una vez pinchas sobre el botón Crear mi petición, debes rellenar el formulario con tus datos personales: Nombre, Apellidos, Correo electrónico (tu email) y Contraseña. Si ya eres miembro de la Web de HazteOir.org, basta con que introduzcas tu nombre de usuario (dirección de correo electrónico) y tu contraseña.
 

Edita tu petición
 
Has creado una petición. Incluso puedes haber empezado a difundirla...
 
En cualquier momento, mientras tu petición esté vigente, puedes entrar en la misma y editarla (cambiar algo, mejorar algo, añadir algo...).
 
Entra en tu petición (tienes que hacerlo con tu nombre y clave de usuario). Sobre ella verás, en color gris, una serie de pestañas. Una de ellas dice "Editar". Haciendo clic en esa pestaña, accedes al formulario que contiene tu petición y puedes hacer los cambios que estimes oportunos.
 
Nota: Con la sesión iniciada en la Web de HazteOir.org (arriba a la derecha de la pantalla, donde dice: "Accede >>") si colocas el cursor del ratón sobre tu avatar, el icono que hay a la derecha de tu nombre de usuario en la parte de arriba (a la derecha) de la pantalla, se desplegará una lista con varios ítems. Uno de ellos es “mis peticiones”. Si haces clic en él llegarás a una página en la que podrás ver una lista de todas las peticiones que hayas hecho y estén activas. Haz clic en cualquiera de ellas para acceder a la misma y, si lo deseas, editarla.
 
Correo electrónico del destinatario
Cada vez que alguien firme (apoye) tu petición el destinatario de la misma recibirá un correo electrónico. Directo. En ese mismo instante.
 
Puede que en el momento de crear la petición no tuvieras claro cuál era la dirección de correo electrónico adecuada para que le llegaran al destinatario las firmas de todos cuantos apoyen tu petición. Y ahora sí... edita tu petición para añadir este dato.
 
Mensaje de la petición
Incluye aquí el texto, que previamente has redactado, dirigido al destinatario de tu petición.
 
Asegúrate de: 1) explicar con claridad el problema, la situación que quieres cambiar y 2) pedirle al destinatario que actúe para atender tu petición (explícale, con claridad, qué quieres que haga).
 
Ya debes tener el texto redactado. (Paso 2). Ahora sólo tienes que copiarlo y pegarlo en el apartado correspondiente del formulario al que has accedido a través de la pestaña "Editar".
 
Recuerda que ese texto es el núcleo de tu petición. Todo lo demás en la petición son “complementos”.
 
Piensa que quizá el propio destinatario de tu petición no esté al corriente del problema... o quizá sí. En cualquier caso recuerda igualmente algunas de las consideraciones que te hemos hecho a lo largo de esta guía y, en particular las relativas al mensaje de la petición, paso 2 (ampliado).
 
Repasa el texto y asegúrate de que: has sido breve; has utilizado frases cortas; has usado emociones y adjetivos, aunque sin abusar de ellos.
 
Importante. Una vez que hayas terminado de editar tu petición, para conservar los cambios que hayas hecho, no te olvides de pulsar el botón rojo:
 
 
Ya está todo listo para difundir (o volver a hacerlo) tu petición: Guía paso a paso para difundir una petición.
 
Quizá te interese leer también...